2017-09-04 18:09 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Por qué se rajó el Barça con Di María en el último momento

El argentino del PSG fue el último objetivo del club catalán antes de que cerrase el mercado



Las últimas horas del mercado de fichajes en Can Barça fueron de locura. El club azulgrana se vio obligado a descartar la incorporación de Coutinho y en ese momento solo quedaba un nombre sobre la mesa: Ángel Di Maria. El argentino del PSG, que siempre estuvo en la recámara de Robert, fue la última bala que le quedaba a la secretaría técnica para evitar cerrar el mercado con un fracaso. Tanto es así que en las últimas horas, los intentos del Barça por llegar a un acuerdo con el club parisino fueron casi desesperados. Sin embargo, para tranquilidad de muchos, el acuerdo entre clubes no se produjo y Di Maria se quedará en Paris un año más.

Di Maria fue el último cartucho que 'disparó' el Barcelona en el mercado

Lo cierto es que desde el club lucharon por Di Maria hasta el final, pero se plantaron ante las exigencias del PSG. En el club sabían de las discrepancias que supondría el fichaje de Di Maria, uno de los pocos nombres que la afición azulgrana tenía quorum: no lo queremos. El 'fideo' es un futbolista cuya calidad es indudable, pero que no acaba de despertar simpatías a todo el barcelonismo. No hay que olvidar que fue uno de los pilares del Real Madrid hasta no hace demasiados años, y que la pasada temporada no duó en mandar callar al Camp Nou en la remontada del Barça al PSG en ocatvos de Champions League. De hecho, el propio jugador amargó al equipo culé con dos auténticos golazos en el partido de ida.



Todo ello por no hablar de su pasado madridista y su enorme amistad con algunos miembros del vestuario blanco. De hecho, siempre que ha tenido oportunidad, Di Maria ha mandado mensajes de apoyo al Madrid y se ha mostrado más que satisfecho cuando ha podido aguar la fiesta al Barcelona en beneficio blanco. Por ello, la afición prefería incluso que no llegara ningún fichaje a que viniera el argentino. No pensaban lo mismo en la secretaría técnica del Barça, sin embargo, también sabían que no podrían traer al 'fideo' a cualquier precio. O era un precio razonable o la afición se les tiraría encima. Los 70 millones que pedía el PSG fueron el obstáculo deifnitivo para que Di Maria no fichase, para el alivio de muchos.


Deja tu Comentario