2017-09-10 14:09 FC Barcelona Por: Redacción MB

¡Otro escándalo! El árbitro perdona a Marcelo hasta tres partidos más de suspensión

No hizo constar en el acta una circunstancia que sí fue empleada contra Luis Suárez para apartarle un partido más de la competición.



El 7 de febrero, en el transcurso del Barça-Atlético de Madrid disputado en el Camp Nou, el árbitro Gil Manzano expulsó a Luis Suárez enseñçandole dos tarjetas amarillas. Éste, molesto, se fue del terreno de juego, pero se negó a abandonar el recinto y vio el final del partido en las escalerillas de acceso al campo. Por esa acción el Comité de Competición le castigó con un partido que le impidió jugar la final de Copa. Con Marcelo, como ya sucediera la temporada pasada con Sergio Ramos, no se ha aplicado la ley porque el árbitro del Real Madrid-Levante se "olvidó" de hacer constar el detalle en el acta, lo que explica que existe un reglamento para el Real Madrid y otro para los demás. Otro atropello más al Barça, otro regalito al Real Madrid, cuyo presidente se queja de los árbitros y de los comités. ¿Será posible?

El árbitro le perdona a Marcelo un castigo mayor de hasta tres partidos más de sanción

Así redactó el acta el colegiado Gil Manzano refiriéndose al incidente de Luis Suárez: “El jugador número 9 del equipo F.C. Barcelona, D. Luis Alberto Suárez Díaz, una vez expulsado, retrasó su salida del terreno de juego de manera considerable, haciendo caso omiso a mis instrucciones. Una vez fuera del terreno de juego permaneció en las escaleras de acceso al túnel de vestuarios observando el partido hasta que éste finalizó, a pesar de que el cuarto árbitro comunicó en reiteradas ocasiones de que debía marcharse a los vestuarios, haciendo nuevamente caso omiso a estas instrucciones”.



De esta manera el colegiado buscaba que el peso de la ley cayera sobre Luis Suárez en base al artículo 113.2 del Código Disciplinario sobre la doble amonestación en un partido, “quienes sean expulsados deberán dirigirse a los vestuarios sin posibilidad de presenciar el partido desde la grada. El incumplimiento de la citada obligación será objeto de sanción entre uno y tres partidos”. Y Gil Manzano lo consiguió. El Comité de Competición castigó con dos partidos a Luis Suárez. El segundo por no abandonar el recinto y dirigirse al vestuario directamente después de su expulsión. Ese partido de más le impidió jugar la final de Copa.

Trato de favor para Marcelo y el Real Madrid

Marcelo fue expulsado por Hernández Hernández en el último Real Madrid-Levante dispsutado ayer en el Bernabéu por agredir a un rival. A Marcelo le caerán de dos a cuatro partidos por su acto violento hacia un contrario, pero deberían caerle entre uno y tres más por no abandonar el terreno de juego y quedarse en el foso viendo el final del partido. Por supuesto, el colegiado Hernández Hernández, del que se queja la prena más cavernícula del Real Madrid, puso especial cuidado de no perjudicar al Real Madrid evitando hacer constar en el acta la incidencia. Estas cosas las reservan para el Barça, el que según los medios de Florentino Pérez, es beneficiado por los árbitros.

Un escándalo más que pone en duda la honradez de la competición liguera. Un escándalo más que favorece los intereses del Real Madrid. Un escándalo más que pone de manifiesto el agravio comparativo hacia el FC Barcelona, sobre el que siempre recae con su máxima severidad el peso de la ley. 



Y Florentino Pérez seguirá llorando y diciendo que los árbitros y los comités son mejorables. ¿Todavía más?


Deja tu Comentario