2017-09-14 18:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Descubren que Carvajal llamó "puto mono de mierda" a Lerma

Graves insultos racistas proferidos por Carvajal a Lerma durante el Real Madrid-Levante, que fueron captados por las televisiones.



Mientras la prensa palmera del Real Madrid pone el foco en todos los partidos de Luis Suárez para demostrarle al mundo lo "malote" que es y los valores que se pierden con él en el Barça, hacen la vista gorda cuando uno de los suyos, del Real Madrid, rebasa la barrera de los límites de la deportividad. Es el caso de Carvajal, sobre el que llueve sobre mojado, que insultó gravemente al central del Levante Lerma el pasado sábado en el choque que enfrentó a real Madrid y levante en el Bernabéu y que acabó con empate a uno. Mundo Deportivo ha descubierto el hecho.

Carvajal profirió insultos racistas graves sobre Lerma

Las cámaras de televisión cazaron al lateral madridista profiriendo insultos racistas contra Jefferson Lerma, el central del Levante, a raíz de una tarjeta que le enseñó el árbitro Hernández Hernández por derribar al defensa levantino. A raíz de esa acción se produjo un intercambio de palabras entrde Carvajal y los jugadores del Levante en el que se pudo oír a Carvajal llamar "gilipollas" y "puto moro de mierda" al defensa de color del Levante. Por supuesto, el árbitro ya se preocupó de no hacer constar estas palabras en el acta para no perjudicar al Real Madrid.



Señorío barriobajero

Llueve sobre mojado con Carvajal y su falso señorío (en todo caso señorío barriobajero) porque se trata del mismo que en el Camp Nou premió con una peineta a la afición del Barcelona, y le dijo a Luis Suárez:  "A ver la Champions a casa". Siempre de acuerdo, naturalmente, con las normas de educación y comportamiento que rigen en el Real Madrid. Es el mismo, también, que durante la celebración de la última Champions del Real Madrid, cogió el micrófono, se escondió para que nadie le viera y gritó, creyéndose amparado por el anonimato, aquello de "Piqué, cabrón, saluda al campeón", un insulto que fue aplaudido por el Comité de Competición absteniéndose de juzgarlo. Este es el mismo que pedía a los comités que sancionen a Luis Suárez y el que regaló otras descortesías a Sergi Roberto, por ejemplo

¡Menudo elemento! Y luego van hablando de señorío. De boquilla, naturalmente. ¡Qué pena! Y luego se enfadan cuando les castigan por empujar a los árbitros.

 



 

 


Deja tu Comentario