2017-09-15 08:09 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El Madrid mueve los hilos y deja la sanción de Marcelo en la mitad

El Comité de Apelación ha quedado de nuevo retratado por su madridismo.



En Barcelona ya pocos se fían del criterio arbitral con los jugadores del Real Madrid. La mayoría de ellos están sumamente protegidos de los castigos que puedan recibir al ser expulsados o enfrentarse a una suspensión de partidos. El caso paradigmático es el de Cristiano Ronaldo, quien a pesar de estar cumpliendo una inédita sanción por nada menos que empujar a un árbitro, en sus partidos con Portugal ya ha hecho de las suyas sin que haya reprimendas. El pasado fin de semana, los blancos sufrieron otra jaqueca: la expulsión de Marcelo, con agresión incluida, y su sanción de dos encuentros. Pero Florentino arrancó la maquinaria, y esta ya ha dado sus frutos, para vergüenza de las instancias del fútbol español.

La vergonzosa resolución de Apelación tras el recurso del Madrid

La versión del colegiado en el acta arbitral era clara y veraz sobre lo que ocurrió en el Bernabéu cuando el Eibar se disponía a atacar: "Dar una patada a un adversario en la espalda, no estando el balón a distancia de ser jugado", es lo que hizo el brasileño según el colegiado. Una frase que propició la sanción, a la que el club blanco recurrió y el Comité de Apelación ha mostrado de nuevo su madridismo para salvar parcialmente los muebles. Dicho comité apunta que "siendo cierto, omite una circunstancia relevante y es la de que el episodio fue consecuencia inmediata de un lance del juego". La consiguiente resolución, votada por José Mateo Díaz, Arturo Manrique Marín y Carlos González Torres, ha acortado la sanción de Marcelo de dos partidos a uno.



Una decisión vergonzosa que, una vez más, es reveladora de la mano del mandatario blanco en las instancias futbolísticas. Los jugadores blancos tienen vía libre para agredir con garantía de un castigo mínimo, si es que lo hay.


Deja tu Comentario