2017-09-15 08:09 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

La UEFA castiga esteladas y perdona peinetas

Estupefacción en el Barça tras conocer la línea de actuación de Alexander Ceferin en cuanto a las sanciones.



El Barça confiaba plenamente en que la justicia se instaurara de una vez en la UEFA cuando Alexander Ceferin tomó el relevo de Michel Platini como el abanderado de un cambio en el órgano futbolístico hacia un ente mucho más demócrata y de tolerancia cero con los gestos antideportivos. Sin embargo, en el Camp Nou se han llevado un auténtico chasco con la nueva línea de dirección del fútbol europeo al ver cómo acciones como las agresiones de Cristiano Ronaldo se han convertido en una tradición impune. La gota que colma el vaso ha sido que nadie haya castigado la peineta que Gonzalo Higuaín dedicó al Camp Nou en el encuentro de esta semana ante la Juventus, otro gesto de mal compañero que ha dejado claro cuál es la vara de medir de la UEFA.

Ni el árbitro Skomina, ni tampoco el delegado del órgano que acudió al Camp Nou hicieron constar en sus informes dicho acto, que no juega en favor del 'fair play' que tanta propaganda se ha hecho desde el ente internacional. Pero incluso en esta situación, la UEFA estaría capacitada para arreglar su desastre y castigar como es debido esta falta de respeto a la afición culé: con el Comité de Control de Disciplina de la UEFA, que podría actuar bajo la denuncia del Barça. Lo que sí se descarta es que dicho comité vaya a entrar de oficio, una decisión que tiene como plazo límite este viernes. Sin embargo, no parece que lo vaya a hacer por vía unilateral.



No se puede decir lo mismo del polémico asunto de las esteladas, donde el departamento sí actuó por cuenta propia para proponer unas duras sanciones por mostrar banderas independentistas en el Camp Nou. Una decisión que dice mucho de la poca salud democrática y de la coherencia en la toma de decisiones de la UEFA que, por suerte, cayó por su propio peso después de que el Barça mantuviera el pulso. Desde la Ciudad Condal ya saben cómo se las gastan en Europa.


Deja tu Comentario