2017-09-19 09:09 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

De la que se libró el Barça: ¡Neymar es reincidente!

De quedarse en el Barça, el brasileño podría haber creado un auténtico terremoto en el Camp Nou.



Neymar ha sido noticia en los últimos días pero no por su aportación futbolística al Paris Saint-Germain, sino por las pruebas de la pésima relación que ha pasado a mantener con su propio compañero Edinson Cavani, con el que por poco no llega a las manos en el vestuario tras el partido ante el Lyon después de que ambos discutieran airadamente por decidir cuál lanza las faltas y los penaltis. El comportamiento del brasileño, que durante su etapa en el Camp Nou dio un ejemplo de disciplina, ha sorprendido a muchos para mal, pero lo cierto es que no es la primera vez que el delantero desata un 'terremoto' en su propia plantilla. Cuando era jugador del Santos, una rabieta ya le costó el puesto al entonces entrenador 'peixe'.

Sucedió hace siete años, cuando Neymar fue apartado del equipo por insultar a su entrenador, Dorival, después de que este le privara de lanzar un penalti en un encuentro de Liga. Las consecuencias fueron una multa en la que pagó un tercio de su sueldo, además de entrenarse en solitario y perderse el siguiente partido, ante Guaraní. Sin embargo, el entonces técnico decidió alargarle la sanción a un partido más, una decisión que terminó siendo su sentencia como entrenador. La directiva, que no tardó en ponerse de la parte de Neymar, le cesó ante la posibilidad de que el delantero quedara apartado del equipo.



La enganchada con Semedo, el único numerito de Neymar como culé

Una prueba que da cuenta del lío que se puede dar cada vez que el ahora '10' del PSG monte un numerito, si bien en el Barça no fue hasta en sus últimos días que protagonizó una escena. En Barcelona, Neymar se empapó de los valores culés y tan sólo se salió de tono en la pasada pretemporada, cuando, con su futuro ya decidido, quiso meterse en una pelea con Semedo. Bartomeu puede sentirse aliviado de haber cortado el problema de raíz.


Deja tu Comentario