2017-09-19 19:09 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El Madrid sigue ejerciendo el pillaje con las canteras de los demás

El club blanco presidido por Florentino parece que considera que su poder está por encima del bien y del mal



Real Madrid y Betis parece que no están en su mejor momento en cuanto a relaciones instituciones. Ambos se verán las caras mañana en el terreno del Santiago Bernabéu pero su enfrentamiento va más allá del rectángulo de juego. Las sucias maniobras del Real Madrid han cansado al equipo andaluz, que considera que Florentino y compañía actuan desde la prepotencia. El inicio de este conflicto institucional se produjo este verano, con las duras negociaciones que ambos clubes mantuvieron este verano antes de alcanzar un acuerdo para el traspaso de Dani Ceballos, un jugador intrascendente para Zidane. Sin embargo, el punto máximo de discordia entre ambas partes ha llegado a posteriori y también por las malas artes del Madrid en el traspaso de un jugador andaluz.

El Madrid sigue actuando sin normas ni respeto

La gota que colmó el vaso  del Real Betis llegó algunas semanas después, cuando el conjunto blanco firmó a David Pecellín, una de las joyas de la cantera verdiblanca. Por tercer año consecutivo la entidad de Concha Espina pescaba en las categorías inferiores del Betis. Como recoge As, en 2015 el elegido fue el cadete Pedro Ruiz, a quien los verdiblancos terminaron traspasando a petición de su familia. Y el verano pasado fue el turno para Toni Segura, hijo del exfutbolista grancanario Robaina, al que, tras varios intentos fallidos y aprovechando el final cercano de su contrato, el Madrid logró reclutar para su Juvenil A. En ambos casos los verdiblancos lograron algún tipo de contraprestación económica, presente o futura (en función de la evolución de ambos en Valdebebas). Pero no fue así con Pecellín. El Madrid ofreció 15.000 euros por él y el Betis, bastante molesto, los rechazó. Pero el jugador terminó marchándose gratis con un cambio de residencia familiar.




Deja tu Comentario