2017-09-26 09:09 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El peor enemigo del Real Madrid: La pared amarilla

Los merengues deberán afrontar la amenaza del jugador número '12' del Borussia Dortmund.



No es casualidad que en sus enfrentamientos con el Borussia Dortmund -que no han sido pocos tras los cruces entre ambos clubes los últimos años- el Real Madrid todavía no sepa lo que es ganar en el estadio del club germano. A la amenaza que supone el equipo amarillo y negro, que cuenta con jugadores de primer nivel y además ultramotivados por recibir al mejor conjunto del planeta, hay que sumarle el 'as' que esconde en su manga, el jugador número '12', que en su caso es uno de los más potentes del viejo continente y del mundo entero. La llaman la 'pared amarilla', y es el principal enemigo al que deberán enfrentarse los de Zidane para sacar los tres puntos esta noche.

Es así como llaman al Westfalenstadion, más conocido ahora como Signal Iduna Park, y concretamente a su fondo sur, que es uno de los más ruidosos y activos que existen. Son muchos los rivales y mismos miembros del Dortmund que se han mostrado asombrados por el rugido de la afición local cada vez que llena el estadio. Un rugido que en muchas ocasiones resulta clave para que los visitantes se achiquen.



El Real Madrid, contra la presión de las gradas

El estadio del Borussia suele llenarse, con un pleno de más de 100.000 personas que no en vano se dejan el alma en cada encuentro en casa. Su increíble capacidad de animar le valió el año pasado ganar el premio 'The Best' a la mejor afición, compartido con la del Liverpool, junto a la cual se cantó el mítico himno 'You'll Never Walk Alone' en un encuentro de Europa League donde los 'reds' visitaron el Westfalenstadion.

Los de Zidane están advertidos: tendrán que afrontar una presión asfixiante no sólo sobre el césped sino también desde las gradas. Un reto de primera clase que un bicampeón consecutivo como es el Real Madrid que comanda el francés puede afrontar y sacar de la mejor manera. Hoy puede ser un día histórico.


Deja tu Comentario