2017-09-27 18:09 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El Real Madrid sufrió un atropello en Dortmund

El equipo de Zidane volvió a sufrir un arbitraje lamentable en la visita al estadio del Dortmund



Gareth Bale pudo vivir ayer en sus propias carnes lo que supone ser jugador del Madrid: una persecución arbitral constante. El galés fue víctima de un penalti clamoroso durante el Dortmund-Madrid de este martes, sin embargo, el colegiado decidió no señalar nada. Bajo los focos del Signal Iduna Park, el equipo de Zidane volvió a ser víctima de un atropello arbitral que se suma a una lista interminable de perjuicios por parte de los colegiados, tanto en la liga española como en Champions. Esta claro que los estamentos del fútbol europeo no quieren ver a los blancos en los más alto este año.

El caso del penalti a Bale fue de lo más flagrante. El galés fue zancadilleado por Sokratis en el minuto 63 cuando encaraba la meta rival. Björn Kuipers, árbitro del encuentro, no señaló nada. Sin embargo, en las imágenes se puede apreciar que el defensa griego sí golpea al madridista provocando su caída. No obstante, el holandés no tuvo su día. En el primer tiempo también mostró dos amarillas a Bale y Modric injustas. Y bien sabemos que con el arbitraje, casualidades las justas.



El Madrid, cansado de los árbitros

El Real Madrid fue claramente perjudicado ante el Borussia Dortmund, en el enésimo partido robado a los blancos (a pesar de la victoria) esta temporada. Los merengues fueron castigados con cartulinas amarillas absurdas en el Signal Iduna Park que le obligarán a andarse con cuidado en lo que queda de liguilla. La dinastía madridista en Europa tiene que tocar a su fin, es lo que pretende el organismo de la competición y como tal quedó reflejado en Dortmund, a pesar de la exhibición de los de Zinedine Zidane sobre el césped.

Pero no solo eso, sino que el Madrid también tendrá que luchar contra los árbitros en el campeonato doméstico. Llegada la jornada siete y el Madrid ya tiene claro que esta Liga se le va a hacer muy cuesta arriba. No solo por los siete puntos de desventaja, sino porque desde la Federación tienen claro que no queiren ver de nuevo levantando el título. Como explican los compañeros de Marca, el club blanco está indignado con el trato arbitral sufrido durante lo que se lleva de temporada. En total, ocho partidos, dos de Supercopa de España y seis de LaLiga. La indignación es máxima y ya no solo por los 'errores' en contra del Madrid sino porque, además, todos ellos llegan acompañados de favores clamorosos al Barcelona, actual líder.


Deja tu Comentario