2017-10-02 20:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

Bartomeu saca pecho por jugar el partido a puerta cerrada

 "Que 174 países vean el partido y se pregunten por qué el campo está vacío es un impacto que solamente puede alcanzar el Barça".



Aunque esa no fue la explicación que dio al árbitro del partido, Josep Maria Badrtomeu, desoués de horas de reunión con los directivos que todavía le quedan en su junta, se ha abonado a la teoría de que el Barça-Las Palmas a puerta cerrada ha sido el mejor mensaje que Cataluña podía enviar al mundo en el día del Referéndum por la autodeterminación. Y ni una palabra sobre el dinero que los socios abonados han pagado por adelantado para ver ese partido. Así se ha expresado tras la maratoniana reunión de la junta: 

-Posición del Barça sobre el derecho a decidir:  "Comparezco después de la reunión extraordinaria. Sabéis que estaba prevista para el martes, pero la hemos adelantado por la situación excepcional que vive el país y el club. En los últimos años nos hemos sumado al pacto nacional por el referéndum, por el derecho a decidir y hemos apoyado el ejercicio pleno de la libertad de expresión de nuestros socios".



-Partido sin público: "Ayer expresamos rechazo y condena enérgica al uso abusivo e indiscriminado de la violencia para evitar el derecho de voto de millones de ciudadanos. Decidimos tomar alguna decisión y la consensuamos. Entiendo perfectamente que muchos socios y aficionados esperaran que anuláramos el partido, pero no conseguimos que la LaLiga aceptara nuestra propuesta. Finalmente decidí jugar a puerta cerrada como muestra de rechazo".

-La actuación de las fuerzas de seguridad: "Lo que vimos ayer en nuestro país es inadmisible. Los catalanes nos hemos ganado el derecho a ser escuchados. A nuestra condición de entidad global añadimos nuestro compromiso para explicarle al mundo la situación de nuestro país".

-Solidaridad con las víctimas: "Queremos solidarizarnos con los ciudadanos anónimos que ayer fueron víctimas de represión".



-Abandonar La Liga:  "Ante la complejidad de lo que pueda suceder en el futuro con la independencia de Catalunya o no es algo que abordaremos cuando toque con la junta directiva y valoraremos qué hacer al respecto y lo haremos con seny".

-Presiones: "Fue un día difícil para todos. Recibimos presiones de todo tipo. Al final decidimos jugar a puerta cerrada por el impacto que suponían 90 minutos sin público en la grada. La decisión se habló con todo el mundo en el Barça".

-La presión de los jugadores:  "Nuestra intención era suspender el partido. Como no pudimos, decidimos jugarlo en condiciones excepcionales. Hemos recibido llamadas de muchas partes del mundo sorprendidos al ver el campo vacío. Fue un día largo que empezó a las nueve de la mañana. A esa hora ya sabíamos que sería difícil. Pasaron muchas cosas y no las puedo contar todas. Al final, después de muchas conversaciones, también en el vestuario y con llamadas a Ernesto (Valverde) y Andrés (Iniesta), decidimos jugar a puerta cerrada. Todos estuvieron al corriente y al final decidí yo de la forma más sensata".

-La imagen ofrecida al mundo:  "Que 174 países vean el partido y se pregunten por qué el campo está vacío es un impacto que solamente puede alcanzar el Barça".

-La excusa de la seguridad:  "No había ningún motivo de seguridad para suspender el partido. Queríamos hacer algo para condenar la privación de libertades que se dio ayer".

-El árbitro:  "Le comuniqué que se debía jugar a puerta cerrada y le añadí que había grupos que habían anunciado invasiones de campo".

-El futuro:  "Esto no acaba aquí. Habrá más acciones seguro. Seguiremos actuando a favor de salvaguardar la libertad de expresión de la gente".

-Jugar el sábado:  "Ya se valoró que se jugara el partido en sábado, pero no encontramos respuesta favorable por la otra parte".

-Las dimisiones: "Tienen todo mi respeto. Les agradezco todo su trabajo de estos años. Hay unión, ganas y energías para tirar adelante el proyecto que empezamos en 2010".


Deja tu Comentario