2017-10-02 19:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Descubren cómo se tomó la decisión de cerrar el Camp Nou

Antes de disputar el partido, capitanes, técnico y presidente se reunieron en el vestuario



La decisión de jugar el partido a puerta cerrada fue una de las más importantes que ha tomado el Barcelona en los últimos años. El club azulgrana debía decidir cómo actuar ante la situación en Catalunya y tras una reunión con todas las partes implicadas, se decidió jugar pero a puerta cerrada. Dicha determinación ha generado muchas discrepancias pero lo cierto es que en un tema tan delicado, difícil ponerse de acuerdo. De hecho, desde el propio vestuario azulgrana, se tomaron posiciones discordantes.

Según explica Marca, la decisión de jugar sin público se tomó en el vestuario poco antes de que comenzara el encuentro en una reunión que mantuvo Bartomeu con la plantilla. Sin embargo, el presidente ya tenía una idea muy clara de lo que quería hacer una vez que ni LaLiga ni los Mossos iban a asumir la suspensión del choque. El club tenía claro que lo ideal hubiera sido postponer el partido y buscar una nueva fecha, sin embargo, la Liga ya dejó claro que el partido no se iba a mover de día.



Así reaccionó el vestuario

Dada esta situación, el presidente bajó al vestuario acompañado por Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del club, y se reunió en primera instancia con los jugadores. Les explicó la situación y les dijo que se arriesgaban a la pérdida de seis puntos si el club decidía la suspensión. Bartomeu marcó la dirección a los jugadores: "Nos jugamos mucho en el terreno deportivo. Y si perdemos la Liga por esos seis puntos, nadie se acordará de la suspensión de este partido y sólo quedará que no somos campeones". Ante ello, los jugadores tomaron la palabra.

Uno de ellos era Iniesta, pero el capitán le dejó las cosas claras al presidente: "Que no quede que hemos sido nosotros los que tomamos la decisión, es una cuestión de club". En el otro lado, estaba el pequeño grupo liderado por Piqué que no quería jugar el partido. Tampoco Sergi Roberto. Sin embargo, no fue la postura ganadora. La mayoría de la plantilla y el presidente querían jugar. Leo no dijo ni mu.


Deja tu Comentario