2017-10-02 09:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

Nuevo intento de agresión de Cristiano Ronaldo

El portugués perdió los papeles por enésima vez, aunque como siempre no fue expulsado.



Cristiano Ronaldo está fuera de control. Su obsesión por el gol y su falta de puntería y baja forma fruto de su inevitable ocaso futbolístico han creado una peligrosa mezcla que nada juega en favor del fútbol. Una vez más, y como viene ya siendo costumbre esta temporada -también lo fue la anterior-, el portugués ya deja prácticamente cada partido una imagen antideportiva, que a menudo se canaliza en signos de violencia o intentos de agresión a algunos rivales. Parece que, además de no haber aprendido de su sanción por empujar a un árbitro, el luso sigue disfrutando de la impunidad que se le ha dado para pegar a los rivales.

Ante el Espanyol volvió a hacerlo. Corría el minuto 78 de juego, cuando el luso protagonizó una carrera en el área rival junto a Mario Hermoso, quien le ganó la posición y evitó que controlara el esférico. Fue entonces cuando, fruto de la impotencia, Cristiano lanzó una patada que, por suerte, no alcanzó al rival, aunque para deshonra del fútbol español volvió a quedar sin castigo.



A pesar de no encontrar víctima, el gesto del portugués ya merecía la expulsión: "Aunque no llegue a golpear al rival, el intento de agresión es punible", señala Iturralde González, quien cuenta con una dilatada trayectoria arbitral. Son varias ya las ocasiones en las que el '7' merengue ha perdido los papeles.

Sin embargo, los rivales ya no confían en que este tipo de acciones puedan conllevar la expulsión del merengue. La costumbre ha hecho perder la esperanza en que se haga justicia con el delantero, que a cada partido que juega y agrede tira más por el suelo la dignidad de LaLiga. Una preocupante reincidencia que, de haber justicia en el fútbol español, habría terminado con la etapa del portugués en el Real Madrid bien pronto.

El intento de agresión de Cristiano Ronaldo a Hermoso


Deja tu Comentario