2017-10-02 10:10 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Sólo un futbolista secundó a Piqué para suspender el partido

El central sólo contó con un compañero en su postura de no jugar ante Las Palmas.



La postura del Barça sobre la respuesta que debía dar a lo ocurrido en Catalunya durante la jornada del referéndum de autodeterminación, coincidiendo con la disputa del partido ante Las Palmas, se ha ganado muchas críticas rápidamente, la mayoría de ellas en clave de recriminación por no haber suspendido el encuentro. Lo han hecho ex presidentes, ex candidatos, Pep Guardiola, e incluso ha conllevado algunas dimisiones, como la del vicepresidente Vilarrubí. En el vestuario, Gerard Piqué fue quien intentó que se suspendiera el encuentro, pero en el vestuario sólo encontró a un compañero partidario de tomar la misma decisión, que finalmente no se tomó en beneficio de la opción de jugar a puerta cerrada.

Esta fue la decisión mayoritaria expuesta por la plantilla, a la que Bartomeu bajo a ver al vestuario para exponer los distintos escenarios que se podían tomar visto lo ocurrido en las calles y colegios electorales de toda Catalunya, donde las fuerzas policiales de España reprimieron duramente hasta causar más de 800 heridos. Al parecer, muchos jugadores valoraron la disputa en el plano personal y profesional, en la medida que se mostraron partidarios de jugar el encuentro, aunque no en las condiciones ordinarias en las que se disputan los partidos de Liga.



La mayoría de jugadores prefirió jugar ante Las Palmas

El consenso se canalizó en la decisión de jugar a puerta cerrada, que dejó claro el ambiente enrarecido y convulso, aunque para muchos -culés o no-, el club no estuvo a la altura de lo ocurrido fuera del estadio y debió suspender el encuentro por la extrema gravedad de lo sucedido en toda Catalunya. 

Sin embargo, esto ha tenido consecuencias en el seno interno de la entidada. Además de Vilarrubí, también dimitió el directivo Jordi Monés, y se publicó que Xavier Vilajoana también habría tomado la misma decisión. La Junta valorará el estado del gobierno culé tras la convulsa jornada. 


Deja tu Comentario