2017-10-03 15:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

El Barça ya es el líder más consistente que se recuerda en España

El equipo de Valverde lidera la competición con total solvencia y sin ceder ni un solo punto tras 7 jornadas



El Barça lleva cinco puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor y es el mejor líder de los últimos años en LaLiga. Con todos los puntos conseguidos y tan solo dos goles en contra, el equipo de Valverde está en un momento muy bueno y desde la campaña 2004/2005 ningún conjunto había conseguido el pleno de victorias tras siete jornadas disputadas.

En aquella temporada también fue el Barça el equipo que consiguió hacer todos los puntos tras el partido 7 de la competición doméstica, con Frank Rijkaard como técnico. Además, los 23 goles que el equipo lleva ahora mismo a favor, hacen de este equipo como el mejor líder de la Liga. 



Ahora, con el parón de selecciones por medio, Valverde tendrá que preparar los siguientes encuentros, para seguir agrandando la estadística de este equipo, con un número mínimo de efectivos, teniendo en cuenta que lo que llegará después de esta ventana FIFA es un calendario complicado, empezando por el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, en lo que supondrá la primera gran prueba de los de Valverde en esta temporada.

Messi, líder del líder

Con los dos goles del domingo de Messi con el Barça, ya suma 11 tantos en lo que llevamos de Liga. Esos goles han hecho que el argentino aventaje en cinco goles a sus principales perseguidores, el celtiña Maxi Gómez y el valencianista Zaza, que llevan 6. Además, y con tan solo dos tantos encajados, Ter Stegen es el zamora de la competición con un coeficiente de 0,29.

Por tanto, el dominio culé en el torneo doméstico resulta imparable. Las 7 jornadas disputadas hasta el momento ya han dejado claro que el conjunto de Valverde va a intentar arrasar en la competición para demostrar que son el rival a batir. Además, los diferentes tropiezos del Madrid, han ayudado a que con tan solo 21 puntos en juego, ya saquen ocho a sus máximos rivales.



Messi y Ter Stegen son el fiel reflejo de que este equipo funciona. Un jugador que promedia alrededor de un gol y medio por encuentro, sirve como espejo de cómo se encuentra el vestuario, mientras la buena eficacia en defensa y en la portería, se concluye con esas pocas ocasiones que le crean al equipo y que Ter Stegen solo ha tenido que sacar de su portería dos balones que le habían superado. Unas cifras aplastantes, sin duda.


Deja tu Comentario