2017-10-04 19:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El tuit que no le dejaron publicar a Piqué

Gerard Piqué se ha convertido en un blanco perfecto para los aficionados de la Selección Española



El recibimiento a Piqué con la Selección Española ha sido el más hostil que se recuerda a un jugador con su combinado nacional. Las palabras de Piqué refiriéndose a la relación entre Catalunya y España han dolido a cierto sector de la afición a la Roja y se ha podido palpar en el entreno del combinado de Lopetegui. La crispación ha sido tal que ha llegado hasta el punto de que la Guardia Civil se vio obligada a retirar algunas pancartas, como una que decía: "Piqué, no quiero que te vayas, quiero que te echen. Eres vomitivo". Pero eso no ha sido lo peor, desde luego.

Lo más surrealista es que los aficionados radicales no se pusieron del todo de acuerdo en sus cánticos. "¡Piqué, cabrón, fuera de la selección!", gritaron algunos, mientras que otros bramaban: "¡Piqué, llorón, España es tu nación!". Y, finalmente, también se le gritó: "¡Vete a tu país!". Parecen cánticos aleatorios pero, si analizamos mínimamente el significado y la coherencia de los cánticos, veremos que algo falla.



De ahí que en Twitter la cosa se pusiera ciertamente filosófica. De hecho, algún usuario se mostró confuso ante los cánticos contradictorios hacia el central catalán del Barcelona. "Gritan 'Piqué, cabrón, España es tu nación' y 'vete a tu país'. A ver si se aclaran porque yo ya me pierdo, joder", ha escrito un usuario con miles de RT en pocos minutos. Y lo cierto es que es así, la afición no acaba de tener claro qué es lo que quiere con Piqué y la Selección. Como es de esperar en individuos que van a ver a su Selección con la intención de pitar a uno de sus miembros, la coherencia en su discurso brilla por su ausencia.

“Piqué, cabrón, España es tu nación” y “Piqué, vete a tu país”. De locos. Tanto, que incluso Piqué estaba dispuesto a hacer RT a este tweet, sin embargo, Lopetegui le paró los pies. Piqué, como suele ser habitual, tenía una respuesta divertida para semejante incongruencia, pero Lopetegui lo frenó y le pidió que se abstuviera de contestar. El seleccionador es consciente de lo absurdo y de lo doloroso que es que piten a un jugador suyo, pero considera que en estos casos es mejor dejar pasar el tema. Responder a estas provocaciones haría que el ambiente siguiera enfriándose.




Deja tu Comentario