2017-10-04 18:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Las mentiras del Madrid para ocultar el fiasco Bale

El club blanco ha intentado tapar una nueva lesión del galés, que ha demostrado ser de cristal



"Gareth Bale se lesiona". Este titular podría servir para cualquier periódico de los últimos cuatro años, los mismo que lleva el galés en el Madrid. Y lo cierto es que el físico de Bale no da para menos, ya que tras confirmarse su última lesión, ya se puede confirmar el fracaso de su fichaje. Y lo peor de todo no es la fragilidad del jugador, sino que, encima, su club intenta esconderla para no reconocer el fracaso de su fichaje mediático y galáctico, el más caro de la historia del club. Una nueva lesión fantasma de la que nada de ha publicado más allá de que no podrá ir con su selección, tal y como estaba planteado.

El futbolista galés estará de baja aproximadamente un mes a causa de una nueva dolencia en el sóleo izquierdo. Es su decimoctava lesión desde que está en el Real Madrid, que le han supuesto perderse hasta 65 partidos, una cifra que aumentará durante este mes. Evidentemente, son datos que en cualquier otro jugador le habrían hecho abandonar el equipo blanco hace tiempo. Es inconcedible tener a un jugador de élite con este rango de lesiones, no es bueno para nadie. Los 101 millones que le costó el fichaje al Madrid no es que no hayan tenido rentabilidad, sino que han sido un absoluto dispendio perdido.



Bale, un negocio ruinoso para el Madrid

Su lesión más grave ocurrió el curso pasado en el tobillo derecho, que le hizo no estar presente en 18 partidos. Sin embargo, la mayoría de sus ausencias se han producido por molestias musculares, especialmente en su pierna izquierda. El físico de Bale no está hecho para la alta competición y eso lo saben en el Madrid, que intenta esconderlo antes que reconocer el problema.  Es evidente que desde el club blanco no hubo parte médico de una lesión fantasma que quisieron ocultar porque no quieren admitir que ha sido un fichaje fracaso por ser de cristal. Pasa más tiempo de baja que jugando y costó 101 millones. 

Y, para colmo de males del galés, sus sustitutos juegan mucho mejor que él. Isco y Asensio se han erigido como los auténticos líderes del Madrid, alejados del foco galáctico que tanto gusta a Florentino. A pesar de que la BBC juega por decreto, la realidad es que a Florentino le cuesta asumir que sus fichajes más galácticos pasan más tiempo en la enfermeria que en el césped.


Deja tu Comentario