2017-10-05 18:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

A Piqué le sale un insólito aliado en Alicante

El central catalán del Barça y de la Selección ha recibido el apoyo de un personaje de lo más peculiar



La llegada a Alicante de la Selección y, en especial, de Gerard Piqué no ha dejado indiferente a nadie. El central catalán del Barça ha tenido que soportar todo tipo de insultos a pesar del apoyo de un aficionado de excepción. A sorpresa de muchos, Piqué ha contado con la defensa de uno de los 'españoles' más icónicos: Manolo 'el del Bombo'. El valenciano, legendario animador de la afición española, trato de mediar entre los aficionados que se desplazaron a la puerta del hotel de concentración de la selección española en Alicante para rebajar la tensión en el recibimiento a Piqué.

Manolo 'el del Bombo' es consciente de que 'Su' selección esta´viviendo una situación muy tensa y le duele ver que se pita a uno de los suyos. Ante ello, Manolo  trató de cambiar el parecer de los aficionados para apagar parte de los pitidos y gritos contra el central catalán. El 'mediador' buscó desviar la atención con gritos de "¡Ánimo a España!" y suplicando que no abuchearan ni insultaran, pero sus esfuerzos no tuvieron el éxito esperado.



La llegada de Piqué a Alicante

La Selección Española ha llegado a Alicante, donde se medirá a Albania mañana, para concentrarse de cara a ese encuentro que puede dar el pase definitivo al Mundial de Rusia. Pero el encuentro ha quedado en segundo lugar en las horas previas debido a lo ocurrido en Cataluña que tiene a Piqué en el punto de mira.

Se esperaba que la llegada fuese muy hostil para el central del Barça, y las expectativas han cumplido con la realidad. Un ambiente muy contrario ha sufrido el culé cuando ha pisado Alicante. Alrededor de dos centenas de personas estaban a la espera de la llegada del combinado nacional. Entre esas personas, Piqué también tenía seguidores, e incluso se han visto pancartas en su favor, pero la mayoría de ellas han lanzado sus mensajes en contra del jugador, para quien han gritado insultos y muchos pitos cuando ha salido.

Todo lo contrario que ha pasado con futbolistas como Ramos, para quien el clamor ha sido total. De hecho, muchos de los seguidores que han esperado a la selección llevaban las camisetas de Ramos, un fiel defensor y líder de este equipo.



No es la primera vez que Piqué tiene que sufrir este ambiente en Alicante, pues el último partido que jugó la selección allí, en 2015 contra Inglaterra, se convocó una gran pitada en contra del culé, que fueron uno de los primeros estadios que empezaron a estar en contra del futbolista por todas sus declaraciones extradeportivas.


Deja tu Comentario