2017-10-05 17:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

La Liga de Tebas deja sin entradas al Barça

El partido que tendrá lugar en el Wanda Metropolitano tendrá muchas cosas de especial, entre ellas la ausencia de aficionados visitantes



Que no estamos en una competición seria ya está en conocimiento de todos, pero que ocurran cosas como que un equipo no disponga de entradas para viajar a otro campo, solo ocurre en LaLiga. El mundo del fútbol necesita organización, tal y como sucede en otras grandes ligas o en Champions. Pero en España ese apartado no es tan importante. Es por ello que Tebas, por no organizar una competición clara desde el inicio, se ve envuelto en situaciones como tener que dejar sin localidades visitantes a los aficionados del Barça, que querrían desplazarse al Wanda Metropolitano el próximo fin de semana para ver a su equipo en el primer partido gordo de la temporada.

El club azulgrana ha comunicado en su web que no tendrá entradas para ese partido, algo que viene sucedido por unos problemas logísticos que el Atlético de Madrid ha confesado tener de cara a ese encuentro. También han informado desde la entidad madrileña que se trata de un exceso de demanda, asegurando que “ya nos ocurrió en la despedida del Calderón, tuvimos un problema porque había muchísimas peticiones y ya en los últimos partidos, contra el Athletic, el Villarreal o el Eibar, no pudimos dar entradas a los rivales".



Por tanto, es otro tema de los que se deberían mirar dentro de LaLiga porque los aficionados rivales tienen derecho a poder animar a sus equipos, tal y como ocurre en Champions, ya que desde el Atlético se ha informado que estos problemas de demanda ya surgieron en los partidos anteriores, pero en el de la competición europea, y por orden de la UEFA, se pudo situar a los seguidores del Chelsea.

El Barça se harta de Tebas

El Barça va a denunciar ante la FIFA y la UEFA a LaLiga que preside Javier Tebas. El hecho es que no se permitió la suspensión del encuentro que el Barça jugó ante Las Palmas en el Camp Nou, porque LaLiga no veía ningún problema para el buen ejercicio del partido. El Barça por su parte, ante no poder garantizar la seguridad, decidió no abrir las puertas, y el encuentro se jugó a puerta cerrada.

El presidente del club, Josep María Bartomeu, declaró tras el encuentro que “pediremos explicaciones porque es incomprensible que no quisieran suspender el partido. Llegaremos hasta las últimas instancias y tendrá consecuencias", en alusiones a que su directiva va a llevar este caso hasta las federaciones internacionales. Comentaba que Tebas había lanzado un comunicado en el que se reflejaba que si se suspendía el encuentro, se sancionaría al equipo con 6 puntos.



Todo esto tiene trascendencia, también política, ya que el Barça cree que esta mano negra de Tebas ante el club existe por la posible vinculación del presidente de LaLiga al grupo Fuerza Nueva, un partido ultraderechista ya desaparecido.


Deja tu Comentario