2017-10-05 15:10 Real Madrid Por: Redacción MB

Piqué pierde la batalla: Más insultos que aplausos en Alicante

A la llegada de la Selección Española en Alicante, Piqué ha tenido que aguantar malas palabras



La Selección Española ha llegado a Alicante, donde se medirá a Albania mañana, para concentrarse de cara a ese encuentro que puede dar el pase definitivo al Mundial de Rusia. Pero el encuentro ha quedado en segundo lugar en las horas previas debido a lo ocurrido en Cataluña que tiene a Piqué en el punto de mira.

Se esperaba que la llegada fuese muy hostil para el central del Barça, y las expectativas han cumplido con la realidad. Un ambiente muy contrario ha sufrido el culé cuando ha pisado Alicante. Alrededor de dos centenas de personas estaban a la espera de la llegada del combinado nacional. Entre esas personas, Piqué también tenía seguidores, e incluso se han visto pancartas en su favor, pero la mayoría de ellas han lanzado sus mensajes en contra del jugador, para quien han gritado insultos y muchos pitos cuando ha salido.



Todo lo contrario que ha pasado con futbolistas como Ramos, para quien el clamor ha sido total. De hecho, muchos de los seguidores que han esperado a la selección llevaban las camisetas de Ramos, un fiel defensor y líder de este equipo.

No es la primera vez que Piqué tiene que sufrir este ambiente en Alicante, pues el último partido que jugó la selección allí, en 2015 contra Inglaterra, se convocó una gran pitada en contra del culé, que fueron uno de los primeros estadios que empezaron a estar en contra del futbolista por todas sus declaraciones extradeportivas.

Piqué no da la razón a los que silban

Forzado por las circunstancias y a petición de sus compañeros, hartos de que les pregunten por él, Gerard Piqué compareció ante los medios de información que cubren la información de la selección con total naturalidad, como es habitual en él, defendiendo sus ideas, mostrando su capacidad de comprensión hacia los demás y advirtiendo que, como ya expresó en su momento dejará la selección tras el Mundial de Rusia, no antes.



-Abandonar la selección:  "El primer día en el entreno fue difícil. No te gusta que la gente esté en tu contra. Recibir insultos y silbidos no es agradable. Pero esto es un reto para mí. Quiero ayudar en todo lo que yo pueda, sobre todo en el campo, a la Selección. Nos tenemos que centrar en clasificarnos".

-Su compromiso: "Es imposible poner en duda mi compromiso. Llevo aquí desdde los 15 años y para mí esto es una familia. Es una de las grandes razones por las que sigo aquí. mi compromiso siempre ha sido máximo. Me siento muy orgulloso de la Selección española. El mensaje: que no duden de mi compromiso".

-Arrepentimiento: "No me arrepiento porque es lo que siento. Nuestras opiniones llegan por nuestro entorno. Es imposible que pensemos igual. Así como pienso que la gente ha de poder votar, entiendo y respeto que haya gente que no cree que los catalanes podamos votar".

-Su independentismo: "No es mi caso pero creo que un independentista puede jugar en la selección. El independentista no está en contra de España. Se ha derivado hacia el fanatismo. Estamos aquí para que España pueda ganar".

-Su posición independentista: "Es la pregunta del millón y no te la voy a contestar. Los futbolistas somos figuras globales y no puedo decantarme por una opción. Mi respuesta es lo de menos. En España hay un problema, con pensamientos muy radicalizados y la única solución es el diálogo".

-Los pitos:  "Estoy convencido que hay mucha gente ene España a favor de que los catalanes puedan votar. Lo que quiero transmitir es que cada uno puede opinar lo que le dé la gana, pero hay que respetarnos. Es lo que prima aquí. Los pitidos será difícil de que paren, pero lo que expreso es muy racional. Me siento incómodo por mis compañeros. No se merecen que les piten a un compañero".


Deja tu Comentario