2017-10-06 18:10 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El follón que se puede montar en la Liga si Cataluña proclama la independencia

Javier Tebas no está seguro de que se pueda finalizar la actual Liga si los clubes catalanes causan baja por la posible independencia de Cataluña.



Javier Tebas , presidente de la LFP, lo tiene claro: "Si Cataluña se independiza, sus equipos no podrán participar en LaLiga española. Lo impide la Ley del Deporte". Este es el mensaje que repite machaconamente quien dirige los destinos del fútbol profesional en España. Sin embargo, si el Parlament catalán declarara el próximo mártes la independencia de Cataluña de forma unilateral, como ha anunciado el presidente de la Generalitat, el caos que se organizaría en la competición española sería de proporciones mayúsculas. Incluso el propio Tebas no tiene claro que pudiera finalizarse la actual temporada.

Siempre en el supuesto, poco o nada probable de que Cataluña se decida por la independencia, Javier Tebas ha avisado de que se reuniría con los clubs catalanes (FC Barcelona, Espanyol y Girona) para comunicarles que están excluidos de la competición española y que a partir de ese momento queda rota su relación con el fútbol español. 



¿Qué pasará con los 21 partidos que han jugado los equipos catalanes?

A partir de ahí se trata de valorar qué pasa con lo que se ha jugado hasta ahora (siete jornadas en Primera División y los 21 partidos disputados por equipos catalanes). La versión que circula en la Liga es que la competición seguiría igual, con 17 equipos en ausencia de Barcelona, Espanyol y Girona, y habría que proceder a eliminar los partidos de los tres equipos y dejarlos sin valor. Es decir, que se restarían a los equipos españoles los partidos jugados ante los tres catalanes. Como si no se hubiesen jugado. Se trata de una solución complicada que asusta al propio Tebas: "Es un escenario que habría que analizarlo jurídicamente. Yo creo que es probable que se pueda terminar La Liga, pero no tengo la plena seguridad".

Es decir, Tebas no tiene la absoluta certeza de que pudiera aplicarse esta solución. Otra posibilidad es aplazar la salida de los clubs catalanes hasta la finalización de la temporada, siguiendo la teoría de Piqué, que sostiene que la desconexión catalana sería parecida a la del Brexit y tardaría unos tres años en concretarse al cien por cien, por lo que se ampliaría la fecha de la exclusión de los equipos catalanes al menos hasta final de temporada, aunque no es difícil prever el clima de crispación que existiría en los partidos que los equipos catalanes jugaran en territorio español.

Sea como fuere, el caos puede invadir el fútbol español en el caso, cada vez más poco probable, de que Cataluña vote desconexión de España. 




Deja tu Comentario