2017-10-09 18:10 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Empeora la salud del vicepresidente Fernández Tapias

El madridismo está preocupado por el estado de salud de un de los vicepresidentes más emblemáticos



El mundo del madridismo sigue con preocupación el estado de salud de uno de los vicepresidentes más emblemáticos de la historia del Real Madrid: Fernández Tapias. El ex vicepresidente del club blanco y su esposa fueron vistos hace unos días acudiendo a un centro hospitalario de la ciudad madrileña para realizarse una revisión. Sin embargo, la preocupación llega después de que los testigos aseguraran que el empresario mostraba dificultades en la movilidad, por lo que iba en una silla de ruedas que empujaba su mujer.

La salud de Fernando Fernández Tapias, que este año ha cumplido 78 años, ha ido empeorando progresivamente, sobre todo, tras sufrir una neumonía que le llevó a ser ingresado en el hospital hasta en tres ocasiones en 2016. De hecho, hace sólo unos días, el que fuera vicepresidente del Real Madrid fue visto en un centro hospitalario en un estado muy delicado, ya que iba en una silla de ruedas que empujaba su propia mujer, Nuria González, según publica El Español.



En todo caso, resultan sorprendentes estas imágenes a tenor de lo visto hace solo unas semanas, cuando el empresario acudía al funeral de Isidoro Álvarez y mostraba un relativo buen aspecto que hacía pensar en la mejoría de Fernández Tapias. En cualquier caso, el que fuera vicepresidente blanco arrastra problemas de salud muy graves desde hace unos años. Sus deficiencias coronarias le han obligado a pasar por quirófano en más de una ocasión y le han sido implantados hasta siete stends en el corazón.

Una familia en momentos duros

El frágil estado de salud de Fernández Tapias viene en gran medida afectado por el momento dificil que atraviesa su familia. La tragedia llegó a la familia del ex vicepresidente hace siete años, cuando su hijo Bosco murió trágiamente en un accident de buceo en Lanzarote. Tras desaparecer, finalmente en 2012, un buzo de la Guardia Civil encontró su cadáver. Desde entonces, su mujer está completamente volcada en cuidar y apoyar a su marido, con el que tiene otros dos hijos, Iván y Alma. Nuria también ha pasado unos meses muy dolorosos después de que su sobrino, un joven de 21 años, fuera arrollado en su coche por un tren en Palencia


Deja tu Comentario