2017-10-10 11:10 Real Madrid Por: Fede Peris

Piqué se gana a pulso su expulsión de la selección española

El reglamento de la Federación exige a sus seleccionador neutralidad política y religiosa, algo que Piqué no ha cumplido.



Gerard Piqué sigue aprovechándose del "momio" de la selección española gracias a la caridad cristiana de la Federación, que con el reglamento en la mano ya debería haberle despedido del grupo de Julen Lopetegui.

La Federación Española tiene un reglamento de régimen interno que hace llegar a los futbolistas que son convocados en las diferentes selecciones nacionales, tal como apunta Libertad Digital. En ese reglamento, que debe ser conocido por todos los que se visten con la camiseta de La Roja y lucen en el pecho el escudo de España, los futbolistas que son llamados a defender a la selección española deben cumplir con el artículo uno de los estatutos de la Federación, que sostiene que los miembros de la selección deben "mantener una posición neutral en temas de religión y política", algo que evidentemente no se da en el caso de Gerard Piqué. 



Piqué no mantiene la neutralidad en La Roja

Gerard Piqué no sólo no se ha mantenido neutral políticamente a lo largo de su extensa trayectoria como profesional del fútbol, sino que incluso, a modo de provocación, y con la que estaba cayendo, retuiteó y comentó en su cuenta de Twitter varios mensajes con posterioridad a su incorporación a la última concentración de la selección española en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Es decir, que inundó las redes sociales con soflamas referidas a los incidentes acaecidos en Cataluña el 1-O vestido ya con el chándal de la selección de España. 
Este comportamiento ya justificaba que la Federación le hubiera expulsado de forma inmediata y fulminante de la selección, pero el mismo Julen Lopetegui es el que ha intercedido en su favor porque cuenta con él para el Mundial de Rusia, una cita en la que Piqué ha anunciado que pondrá punto y final a su presencia en la selección española. Una noticia que será buena para él y para todos los demás.
 




Deja tu Comentario