2017-10-13 20:10 Prensa Merengue Por: Fede Peris

La exhibición de Messi con Argentina provoca vómitos a la Caverna

La Caverna minimiza la gesta de Messi y oculta las repescas de la Portugal de Cristiano Ronaldo y los detalles del triunfo luso en la última Eurocopa.



Entre la Caverna de gaiteros mediáticos de Florentino Pérez se impone el pensamiento úinico que pasa porque el Real Madrid es fantástico, el Barça es un desastre, Cristiano Ronaldo es el número uno y Messi... no. Esos son los principios fundamentales de su movimiento blanco. Tanto si es verdad como si no lo es. Saben mejor que nadie que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. Y a eso se dedican. No necesitan ver los partidos para concluir que el árbitro ha beneficiado al Barça y ha perjudicado al Real Madrid. Está decidido así por real decreto antes de que se jueguen los partidos.

Una opinión elegida al azar entre el elenco de peones mediáticos útiles para los fines perseguidos por los principios fundamentales del movimiento de Florentino Pérez. José Luis Sánchez, fiel escudero de Josep Pedrerol en El Chiringuito: "Elevar a los altares a Messi por un partido ante los juveniles de Ecuador no le hace ningún favor". Debe decirlo porque en el fondo de su subconsciente debe saber que tanto halago injustificado a Cristiano Ronaldo sólo ha soberbido para acrecentar su desmedida e infantil soberbia.



Lo de Messi no tiene valor, lo de Cristiano Ronaldo es una gesta

La cuestión es que la caverna ha rabiado estos días con la clasificación de Argentina. Y mucho más con el hecho de que Argentina haya sacado billete directo para el Mundial gracias a tres golazos de Messi. Eso produce rabia, rabia incontenida y escupida en los foros correspondientes. Y es que no tiene ningún valor ganar a Ecuador (35 en el ranking FIFA). Lo que tiene valor de verdad es que Cristiano Ronaldo haya llevado a Portugal al Mundial superando en su grupo a Letonia (148 del ranking FIFA), Andorra (144), Islas Feroe (93), Hungría (59) y Suiza (7), teniendo en cuenta que Portugal es la número 3 de ese ranking. Aún así, ante rivales tan "temibles", Portugal no obtuvo la clasificación hasta el último partido. Pero el tal Sánchez bate las palmas, palmitas para felicitar al héroe nacional del madridismo por semejante gesta.

Es la insidiosa interpretación de la realidad que se hace desde la manipuladora prensa madridista, que pretende convencernos de que no tiene ningún valor la clasificación de Argentina, cuarta en el ranking FIFA, que ha tenido que medirse con Brasil (2), Uruguay (16), Colombia (10), Perú (12), Chile (9), Paraguay (39), Bolivia (46), Venezuela (68). La comparación del grupo sudamericano con el que tuvo que afrontar Portugal produce sonrojo y hasta asco a cualquiera al que todavía le quede vergüenza. Pero así escriben la historia los que sólo ven la vida de un color, el blanco, el blanco español o portugués de Cristiano Ronaldo, que tanto da. Pero la verdad siempre resplandece. La verdad de cómo ganó Portugal la Eurocopa, sin enfrentarse a nadie ni ganar hasta la final y ahí sin Cristiano Ronaldo. La verdad del liderazgo de Cristiano Ronaldo en su selección precisando de dos repescas para acudir a los dos últimos Mundiales de Sudáfrica y Brasil. Lo que tratándose de Messi hubiera sido una escandalosa vergüenza, para los profesionales de la manipulación es gloria bendita. 

Cristiano Ronaldo, Míster Repescas con Portugal

Los tres goles de Messi a Ecuador que permiten el acceso directo de Argentina al Mundial de Rusia no tienen valor para la prensa de Florentino Pérez, que sí valoró en su momento como gesta y hazaña la clasificación en la repesca de Portugal liderada por Cristiano Ronaldo para la fase final del Mundial de Sudáfrica 2010. Así, ganando a Bosnia-Herzegovina en la repesca, Cristiano Ronaldo ha escrito sus mejores páginas de gloria. Y no fue la única repesca humillante a la que debió someterse la Portugal de Cristiano Ronaldo. También tuvo que ganarse el billete para el Mundial de Brasil en la repesca ante Suecia. En el partido de vuelta Cristiano Ronaldo marcó tres goles y se acabaron las existencias de cohetes en la prensa madridista para celebrar la buena nueva. Nadie se acordó de por qué Portugal se ganó el dudoso honor de jugarse su pase a la fase final del Mundial de 2016 en la repesca. Lo importante era que marcó tres goles en esa repesca. 



Es la doble vara de medir de los manipuladores de la realidad.

La Eurocopa bodrio de Portugal 

Portugal quedó tercera de grupo en la última Eurocopa por detrás de las poderosas selecciones de Hungría e Islandia (que nunca habia disputado una fase final de la Eurocopa). Ante estos dos rivales y Austria, que quedó eliminada, Portugal fue incapaz de anotar una sola victoria. Y así, de carambola, la Portugal de Cristiano Ronaldo accedió a octavos de final, en donde eliminó a Croacia con un gol en la prórroga. En cuartos ganó a Polonia en los penaltis. Y la primera victoria de verdad, en 90 minutos, no llegó hasta las semifinales frente a País de Gales. Es decir, la Portugal de Cristiano Ronaldo llegó a las semifinales sin ganar un sólo partido en el tiempo reglamentado frente a Islandia, Hungria, Austria, Croacia y Polonia. Y luego, en la gran final, ante un rival de verdad, la selección lusa se liberó de la ligadura de Cristiano Ronaldo, lesionado en el minuto seis, y sin él sí fue capaz de ganar a un rival de verdadero nivel en la final: Francia. Y de esta trayectoria sigue sacando pecho Cristiano Ronaldo y su corte de palmeros, pelotas y gaiteros de la pluma, que por sus inexistentes partidos victoriosos consideró y decidió que Cristiano Ronaldo se ganó en los campos de Francia el Balón de Oro. 

Este bodrio de la selección de Portugal en la Eurocopa fue acogido por el exhacerbado nacionalismo portugués del aparato de propaganda de Florentino Pérez con una euforia desmedida. Pareció que Portugal no se independizó de España y seguía formando parte de nuestro territorio. Difícilmente el señor José Luis Sánchez habría disfrutado tanto si el campeón hubiera sido el equipo nacional español. Ahora lo que se lleva ahí es la moda portuguesa. 


Deja tu Comentario