2017-10-16 10:10 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Así están falseando los arbitros la Liga para que la gane el Barça

Las pruebas que demuestran que el trofeo está preparado para los culés se acumulan.



El Real Madrid ha conseguido recortar dos puntos respecto al Barça tras su victoria ante el Getafe y el pinchazo culé en el Wanda Metropolitano. Los de Zidane aprovecharon que los culés tenían que afrontar la difícil visita al campo de Atlético de Madrid y metieron presión sacando los tres puntos del Coliseum Alfonso Pérez. Ahora son cinco los que separan a los merengues de la cabeza de la Liga, pero la realidad sería muy distinta si los árbitros hubieran tenido un comportamiento imparcial durante las jornadas que se han disputado hasta ahora.

De hecho, el equipo merengue podría hasta ser líder si el torneo fuera justo. Son varias las pruebas que han dejado los azulgrana y que demuestran que si están primeros es porque alguien lo decretó, y no porque lo merezcan. Basta con echar un ojo a varios goles en partidos de culés y blancos para darse cuenta de ello.



En esta última jornada de Liga, el colegiado estuvo a punto de darle otro disgusto inmerecido al Real Madrid. Un fuera de juego escandaloso de Jorge Molina no fue señalado por el árbitro, que puso a los locales en el partido de forma artificial. Tuvo que demostrar el equipo blanco por medio de Cristiano que ni jugando contra 12 se puede hundir al mejor equipo del mundo.

Los penaltis y fueras de juego, cada vez más escandalosos

Los precedentes en los partidos del eterno rival son todavía más delatores. Ya son tres los goles del Barça en fuera de juego en lo que va de curso: Betis, Espanyol y Girona, que sirivieron para allanar el terreno de las victorias culés. Por no hablar de la racha de penaltis a favor y el vergonzoso contraste con los que han recibido en contra. Algo con lo que no ha podido contar un Real Madrid que vio como Valencia y Levante cometieron penas máximas no señaladas en su visita al Bernabéu. Esta Liga también se ha puesto cuesta arriba a los merengues por culpa de las decisiones de arriba.


Deja tu Comentario