2017-10-19 15:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

Descubren los tres fracasos de Robert este verano

Robert Fernández se reunió durante todo el verano con varios jugadores que no acabaron vistiendo de azulgrana



Que la gestión deportiva de Robert no está siendo la mejor ya se sabe. Pero representar al Barça, reunirse con tres jugadores y no conseguir fichar a ninguno es un fracaso. Tres quiero y no puedo cosechó Robert a lo largo del verano, ya que según indica Mundo Deportivo, estuvo con Coutinho en Londres, con Di María en París y con el madridista Theo Hernández en Burgos.

Los tres fueron objetivo del Barça y ninguno de los tres acabó en el equipo. El primero, que ha sido el único en manifestar su deseo de llegar al club catalán, fue por desavenencias con su club de procedencia. El Liverpool no quería venderlo y exigía una cifra muy elevada que el Barça no estuvo dispuesto a alcanzar. Aunque en los últimos días de mercado se habló de que estaba hecho, Coutinho no llegó a aparecer por ‘Can Barça’ y se desconoce si en los siguientes mercados el jugador brasileño acabará en el equipo de Valverde.



Di María, segundo en cuestión, también estuvo con Robert. El argentino no se llegó a manifestar sobre su deseo, pero era un secreto a voces que quería jugar junto a su amigo Messi. También por limitaciones salariales y por querer ficharlo a bajo coste, supuso un traspaso fallido.

Por último, Theo Hernández, quien estuvo con el directivo del club a principios de verano, parecía que iba a ser el primer refuerzo del equipo, pero entre que se ajustaron los llamados flecos de la operación y los tira y afloja por todas las partes, llegó el Madrid de Florentino y birló a un jugador que ya había dado el ‘Sí’ para jugar en Barcelona.

El puesto del secretario técnico, en peligro

No es una situación fácil para el actual secretario técnico culé. Tras sustituir en el puesto a  Zubizarreta, cuya gestión también dejó mucho que desear, se esperaba que Robert Fernández diese el golpe de timón que un club como el Barça necesita.



Pero la verdad es que los fichajes que se han hecho desde su llegada no están respondiendo. Tan solo Umtiti, que vino el año pasado por un buen precio se ha consolidado en el once titular y parece que es el único jugador que está dando la regularidad que se esperaba. El francés ha salido bien, pero la gestión deportiva está dejando más cosas malas que buenas, ya que la salida de Neymar este año ha supuesto un duro golpe en la entidad.

Además, se le achaca que con el dinero recibido por Neymar, haya costado tanto fichar este año. Y lo poco que se ha hecho haya sido tan caro. Los fichajes de Dembélé y otros podrían haberse efectuado ahorrando mucho dinero y eran fáciles de ejecutar, por lo que es otro motivo de la crítica que está recibiendo, ya que se considera que son fichajes en los que no ha tenido nada que ver por su sencillez.

La llegada de Robert al Barça traía consigo una ilusión que no ha terminado por ser. Los aficionados esperaban que esta figura se convirtiese en un nuevo ‘Monchi’, que fichara barato para sacarle el máximo partido posible a sus futbolistas y se vendiese, si se tenía que vender, con un margen de beneficio. 


Deja tu Comentario