2017-10-20 17:10 Real Madrid Por: Redacción MB

Así son los privilegios del Barça en la Champions League

El club catalán lleva cinco años gozando de unos privilegios absolutos en la máxima competición europea



Hasta el encuentro que el miércoles se disputó en el Camp Nou y que acabó con victoria culé por tres goles a uno al Olympiakos, el Barça llevaba cinco temporadas con un hecho insólito: ¡No había acabado en inferioridad un partido! Piqué rompió esa estadística esta semana.

Aunque es cierto que hace un año, Mathieu acabó en el vestuario antes de tiempo en un partido ante el Manchester City, en ese mismo enfrentamiento, un jugador citizien había sido expulsado con anterioridad, lo que solo sirvió para igualar fuerzas. En concreto fue el ex culé Bravo, quien protagonizó una jugada absurda para acabar en el túnel. Pero no sirvió de nada, porque la expulsión del francés se produjo en la recta final de un partido que el Barça dominaba por tres goles a cero.



Rafinha, expulsado también ante el APOEL en 2014, forma parte de esta lista, pero su descalificación del partido tampoco fue significante. El encuentro también era dominado por el Barça por 3-0.

Hay que remontarse cinco años atrás para ver al equipo, que ahora dirige Valverde, verse con inferioridad real. Tampoco es que aquella expulsión significase demasiado, ya que Busquets, que fue el desafortunado, vio la roja en el minuto 88 contra el Benfica.

Lo mismo pasa con los penaltis, sin ir más lejos, la temporada pasada, el Barça solo recibió uno en contra, por lo cinco que le pitaron, por ejemplo, al Real Madrid, y aunque se podría decir que el equipo de Zidane jugó más encuentros que el de Luis Enrique, algo que es cierto porque acabó siendo campeón, tampoco serviría de excusa, ya que en relación a los penaltis a favor de la campaña pasada, al Barça, con tres encuentros menos, se le pitaron cuatro penaltis, mientras que al Madrid... ¡Cero!.



Los puntos que los árbitros han quitado al Madrid en Liga

La derrota del Madrid ante el Betis fue la gota que ha colmado el vaso. El madridismo dijo entonces basta ante las constantes decisiones arbitrales que sólo miran en contra del equipo blanco. Se quiere pensar que lo que está sucediendo no es premeditado pero los árbitros cada vez lo ponen más difícil. Cinco jornadas después del inicio liguero, el Madrid se había dejado por el camino siete puntos, aunque bien podría decirse que el estamento arbitral decidió birlárselos por el camino. Después de que el Real Madrid fuera atracado ante el Betis con dos penaltis clamorosos no señalados, es bueno recordar que no fue un hecho puntual y que los colegiados participan activamente en los pinchazos blancos.

En el duelo ante el Levante, el Real Madrid sólo sumó un punto pero podría haber sumado los tres si Hernández Hernández hubiera pitado un penalti claro en la primera mitad sobre Theo Hernández. A pesar de que apenas estaba a un metro, el colegiado hizo caso omiso a lo que estaba viendo. Una muestra de la intencionalidad de las actuaciones arbitrales.

Y seguimos, porque el primer tropiezo del Real Madrid en este campeonato de Liga Santander también se podría haber evitado si Fernández Borbalán hubiera sido justo. El colegiado se dejó por señalar un penalti clamoroso de Parejo a Ramos en el último instante del encuentro. Pero la estrategia de demolición blanca no es solo de penaltis y en pinchazos, sino que las expulsiones de Ramos y Cristiano, con sanción incluida, han mermado al Madrid en el arranque liguero y habrá que ver si el equipo de Zidane está a tiempo de recuperar la distancia perdida.


Deja tu Comentario