2017-10-23 16:10 Real Madrid Por: Redacción MB

Otro penalti que no se pita en contra del Real Madrid... ¡Y van dos en cinco días!

Casemiro vuelve a cometer otro penalti clamoroso que no es señalizado por Álvarez Izquierdo



Ya es típico. El Madrid juega al borde del límite de la ley cada uno de sus partidos. En especial los futbolistas defensivos, pero la permisividad arbitral les permite poder hacer este juego sin consecuencias. Ayer hubo un penalti clarísimo de Casemiro (cómo no) a Inui que el colegiado no quiso señalar, una acción que se suma a una infinidad de acciones que los defensas madridistas hacen cada enfrentamiento.

Al igual que pasó el martes, también en el Bernabéu, y también con Casemiro como protagonista, pero esta vez en Champions, el brasileño salió ileso de un penalti cometido. En aquella ocasión fue a Llorente. Un derribo muy claro que el colegiado se olvidó de pitar. Y es que Casemiro tiene carta blanca para hacer faltas y penaltis. Es un jugador que siempre está al límite, que se ha merecido acabar en los vestuarios muchas veces, pero que inexplicablemente, nunca ha recibido una roja.



El partido, que ciertamente tenía encarrilado el equipo de Zidane, pudo haber dado un vuelco en esta jugada. De señalarlo y marcarlo, se habría puesto el Eibar con 2-1 en contra, y tal y cómo se desarrolló el encuentro, en el que los de Mendilibar no le perdieron la cara en ningún momento, podría haber supuesto un nuevo pinchazo madridista que le está costando sacar los partidos de casa.

Se temía por la actuación del colegiado

Mucho se ha hablado de Álvarez Izquierdo y de su posible actuación en el Bernabéu. Pues nada más lejos de la realidad, el árbitro ha echado una mano al equipo blanco, una vez más, envuelto en un miedo sin consecuencias, ya que el Madrid tiene una racha muy positiva cuando les arbitra el catalán.

El árbitro Álvarez Izquierdo ya se ha cruzado en el camino del Madrid en alguna ocasión, siendo el objeto de la crítica hace unos años cuando pitó un partido ente el Sevilla y el Madrid en el Sánchez Pizjuán y que finalizó con victoria sevillista por dos goles a cero, el entonces entrenador blanco, Bernd Schuster, se dirigió al colegiado con la mítica frase de "¿De dónde es el árbitro? ¿Catalán? Con eso está todo dicho". Ahí comenzó una guerra entre el árbitro y el club que no acabó en sanción pero cada vez que ha vuelto a unir al catalán con el equipo, se ha retomado la polémica.

En el Madrid no se fiaban del colegiado, aunque Álvarez Izquierdo ha pitado quince veces al Madrid, en donde ha sumado 12 victorias y 3 derrotas, incluyendo la de Sevilla. Un balance digno de un árbitro que sigue la norma de ayuda al grande, y en especial, a este Real Madrid.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información