2017-10-25 10:10 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El Real Madrid jugará en Girona como en casa

El desplazamiento de cara al duelo de Liga en Montilivi no será ni mucho menos traumático para los blancos.



El Girona, flamante debutante de Primera División, espera la visita del campeón de Liga y de Europa, en un partido que levanta mucha expectación. Por primera vez en la historia, Montilivi acogerá un partido ante el Real Madrid en la máxima competición estatal, por lo que los dispositivos de seguridad volverán a activarse igual que se hizo con las visitas del Barça o del Atlético de Madrid. Sin embargo, algunos han pronosticado que, con el trasfondo del independentismo catalán, el recibimiento del equipo de Zidane podría ser hostil e incluso violento.

Nada más lejos de la realidad, al equipo blanco le espera un estadio que le respaldará más que cualquier otro que visite en España. El motivo: la mobilización de las peñas madridistas en Catalunya, que tienen claro que hay que respaldar al equipo y no están dispuestos a permitir que se reciba con insultos y violencia a los suyos. Hay que recordar que tras el Barcelona, el Real Madrid es el equipo con más seguidores en territorio catalán.



Las peñas merengues en Catalunya velarán por la comodidad blanca

Una prueba del compromiso de los peñistas es que ya no quedan entradas asignadas para la afición visitante, que acudirá al partido en vehículo propio, dada la cercanía de muchas de las peñas al coliseo gerundense. La afición merengue, movida en parte por la ilusión del encuentro histórico y en parte por el excepcional contexto que rodea el partido de este fin de semana, ha respondido a las mil maravillas a la situación.

Así, el equipo blanco sólo tendrá que preocuparse de sacar los tres puntos de un campo pequeño, a fin de acortar todavía más la distancia de puntos con el liderato. Los de Zidane estarán muy atentos a un posible tropiezo del eterno rival, que visita el siempre complicado San Mamés.


Deja tu Comentario