2017-10-25 20:10 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Josep Pedrerol empieza a calentar y politizar el Girona-Real Madrid

Desde Madrid ha dado comienzo la campaña mediática de terror para generar alarma social en lo que sólo es un partido de futbol.



Josep Pedrerol, enemigo público en sus programas de los que mezclan el deporte con la política, hace una excepción consigo mismo y, como propagandista que es de lo que le mandan, se mete a hacer política llenando sus espacios de informaciones que nada tienen que ver con el deporte. Los demás no, pero él sí tiene licencia para convertir en política lo que sólo es deporte. Seguramente lo hace por necesidades del guión que le marcan en su cadena o fuera de ella.

Hoy mismo Josep Pedrerol ha iniciado una demagógica y tendenciosa campaña para convertir el Girona-Real Madrid del próximo domingo en un peligroso encuentro político. Por las razones que sean -él sabrá- a Pedrerol parece interesarle mucho que el domingo en Montilivi haya de todo menos futbol, así podrá él batir récords de audiencia el domingo y el lunes criticando la crispación y denunciando hechos que nada tienen que ver con el deporte. Así es este negocio. 



Pedrerol abre la campaña para "aterrorizar" con el Girona-Real Madrid

"Atención a lo que puede pasar el domingo", "las peñas del Madrid creen que los separatistas pueden saltar al campo" han dicho en el programa Jugones. Un peñista madridista ofrecía información de mucho valor: "He oído que la Cup quiere ir al campo". Y Pedrerol se ha montado una película de ciencia ficción que sólo sirve para encrespar los ánimos de todos y generar conflicto, como si no hubiera ya suficiente. Zidane le ha dejado con el culo al aire: "Nosotros vamos a jugar un partido de fútbol". Pero ese titular no le interesa a Pedrerol, le estropea su historia fantasiosa, y ha seguido con su tradicional manipulación de los hechos: "dan por seguro que el choque estará politizado", "no tenemos la libertad de ir a ver un partido con tranquilidad porque tememos que haya altercados", "algunos aficionados han devuelto las entradas por miedo a lo que pueda pasar". Y "miedo", mucho miedo. 

Pedrerol está a punto de conseguir que el Girona-Real Madrid sea poco menos que la espoleta de la Tercera Guerra Mundial porque "te montan un cacao y no te dejan ni ver un partido". Lo dice un peñista del Madrid que en su vida ha estado en el campo del Girona. Está claro que los madridistas que acudan a Montilivi el domingo están convenientemente aleccionados de que van a la guerra. "La situación de Cataluña preocupa al Real Madrid, a pesar de contar con 200 entradas, algunos se han echado atrás, y todo por la tensa situación que se vive en Cataluña". ¿Y qué tendrá que ver el Real Madrid con eso? ¿Por qué esa malsana obsesión por sacar las cosas de quicio? ¿Por qué tanto interés en que pase algo? ¿Es sólo para señalar a los culpables cuando pase?

Los palmeros del Real Madrid calientan los ánimos

Y le ponen el micrófono a Machín, el entrenador del Girona, del que dicen que "intenta" calmar la situación, como si eso fuera imposible. "Y todo por culpa de Puigdemont", le ha faltado añadir a Pedrerol, el que dice que no le gusta le política, pero le encanta enfangarse en ella. En el Girona-Real Madrid no va a pasar nada porque nadie quiere que pase nada, a no ser que los que desde Madrid quieren que pase algo se salgan con la suya. Pasará lo mismo que pasó con el Barça en Madrid cuando fue a jugar contra el Atlético en el Wanda Metropolitano, al que también fue con un autobús que no era el suyo y nadie montó un escándalo por ello, como está sucediendo ahora con el Real Madrid. El Barça no quería líos en Madrid y no los tuvo, porque tampoco los provocó. El caso del Real Madrid parece diferente porque sus palmeros de la prensa sí parecen interesados en que haya lío calentando los ánimos que hasta que aparecieron ellos estaban tranquilos. 



Hubo banderas de España en el Metropolitano y gritos de Viva España e insultos al Barça. Algo parecido sucederá en Girona pero al revés. Nada nuevo en el fútbol y con muchísima menos gente gritando. ¿Dónde está la noticia? ¿O es que existe barra libre para que en Murcia griten eso de "Puta Barça" y lo de siempre a Piqué mientras que el Real Madrid debe gozar de inmunidad? Habrá gritos, banderas, cánticos y alguna palabra fuera de tono, como en todas partes. Quien quiera ver más es que tiene problemas de limpieza en su cerebro y en su conciencia.

Obsesión con Guardiola

Una vez acabada la guerra de Girona, Pedrerol no ha podido contener sus complejos y frustraciones con Pep Guardiola, el mismo que domina la Premier League con cinco puntos de ventaja sobre el amado Mourinho, el del dedo en el ojo que señala el camino al propio Pedrerol. Ni una palabra para la excelente trayectoria del Manchester City en la Premier League y en la Champions. Eso no es noticia, porque es positiva. Por tanto, borrada del guión. Lo importante es que "ayer estuvo a punto de caer eliminado en la Copa de la Liga el City de Guardiola". ¡Qué pena que no cayera de verdad! Sólo casi. Lo de Guardiola es un ejemplo de persecución enfermiza y de manipulación sectaria. Pep cometió la osadía de ridiculizar al ídolo Mourinho con el juego y los resultados de su Barça y todavía no se lo han perdonado. Van a por él. Nada bueno, todo malo. Es uno de los mandamientos del catecismo con el que Pedrerol adoctrina y abduce a su audiencia.

Hoy le han dado a Pep porque le dedicó un triunfo del City a los Jordis. Y eso, en un programa que no gusta de mezclar política con deporte, da tanta rabia que Jugones ha enviado a un encuestador a elaborar un documento de Premio Pulitzer preguntando a los aficionados del City si conocían a esos tales Jordis. Ni idea, decían. ¡Qué divertido! "Jordi Sánchez y Jordi Cuixart son auténticos desconocidos, nadie en Manchester los conoce". Es la manera que Josep Pedrerol tiene de alcanzar la felicidad profesional. Pero, claro, la información no tenía suficiente valor con cuatro aficionados mostrando extrañeza por la identidad de las fotos que les enseñaban. Había que adornarlo con algo más impactante: "¿Quienes son estos dos? Es la pregunta que se ha hecho el jeque del City, enfado, porque no le ha gustado la reivindicación política de Guardiola. En el City estas manifestaciones no gustan", ha dicho Pedrerol. ¿Y cómo lo sabe? ¿Se lo ha dicho el jeque? ¿quién más ha informado de eso? ¿Algún medio inglés? Ese dato tiene la misma credibilidad que el exclusivón que se ha marcado Jugones preguntándole a Messi por la situación política de Cataluña y obteniendo el silencio por respuesta. Documento de incalculable valor. Eso es periodismo de inverstigación, periodismo del bueno. Por eso la audiencia ha podido disfrutar de él.

Estamos en los tiempos de la búsqueda de la información independiente veraz y plural. ¿Como esta?


Deja tu Comentario