2017-10-30 09:10 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El demoledor dato merengue que explica el fiasco en Montilivi

El Real Madrid acusó su falta de atino en un aspecto del juego.



Zinedine Zidane deberá arreglar muchas cosas y a contrarreloj si quiere que su equipo saque un buen resultado del próximo compromiso, que será de Champions League y nada menos que contra el Tottenham, que arrancó un empate del Santiago Bernabéu. Las sensaciones que dejaron los jugadores sobre el césped de Montilivi fueron preocupantes en muchos aspectos, y el técnico merengue deberá identificar cada uno de ellos para darle una vuelta de tuerca de cara a las ambiciones europeas del vigente campeón. Una de las cosas a mejorar quedó muy clara vistas las estadísticas merengues en Girona.

Se trata de un factor importantísimo: las pérdidas de balón. El Real Madrid cerró, con 139 balones perdidos, su segundo peor registro, sólo superado por el encuentro de Getafe, donde se alcanzaron los 143. Una estadística preocupante que muestra no sólo el desgaste físico de los jugadores sino también su falta de concentración en según que fases de los encuentros, que en determinados momentos puede ser decisiva.



Los centrocampistas blancos perdieron hasta 40 balones en Montilivi

Lo más sonado fue el altísimo número de balones que se perdieron en la medular en el campo del Girona. Del total, hasta 40 pelotas llegaron a perderse: Casemiro (16), Modric (14) y Kroos (10) batieron récords y plasmaron su bajo rendimiento en unas cifras preocupantes para Zidane.

Los datos son demoledores y exigen una reacción inmediata, de lo contrario el equipo blanco estará condenado a sufrir con un medio campo ineficiente a la hora de hacer la transición al ataque. Si a esto se le suma la falta de puntería que evidenciaron Benzema y Cristiano, el problema es todavía mayor. Sólo Isco fue capaz de mantenerse a un nivel más que alto, aunque su magia esta vez no bastó para dar la victoria a un Madrid que está avisado.


Deja tu Comentario