2017-10-30 19:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

André Gomes sigue convenciendo a Valverde, ¿por qué?

El centrocampista portugués sigue gozando de la confianza del entrenador a pesar las críticas



André Gomes sigue siendo uno de los jugadores que más polémica genera. Cada vez que juega, incluso de titular, la afición azulgrana parece indignarse pero lo cierto es que tanto Luis Enrique como Valverde le tienen mucha confianza a André. SIn ir más lejos, el portugués volvió al once ante el Athletic Club en San Mamés, igual que en el Wanda. Dos de los partidos más complicados en Liga y el portugués saliendo de la partida.

El ex jugador del Valencia encarrila tres titularidades consecutivas fuera del Camp Nou, dos en Liga y la de Copa en Murcia. A pesar de que no hace mucho parecía estar condenado al ostracismo, en los últimos encuentros Valverde ha apostado muy fuerte por André, en detrimento de otros como Denis Suárez. El físico del portugués y su polivalencia táctica parecen ser las razones para que el jugador haya ganado protagonismo.



Poco a poco ha ido ganándose la confianza del técnico, que lo considera una buena alternativa en varias posiciones. Su versatilidad le han hecho ser uno de los primeros recambios para Valverde, que lo ha utilizado en siete de los últimos ocho partidos. Sin embargo, parece que no acaba de explotar y su falta de intensidad desespera al aficionado. Parece que lleva un talento dentro que no acaba de aparecer y no será por falta de oportunidades. 

La lista negra de Valverde

El técnico necesita y exige que haya salidas para que los futbolistas que no tienen minutos. Valverde no se siente cómo teniendo a jugadores en el ostracismo como está pasando actualmente. Sabe que no podrá dar minutos y no entiende que el club no busque una salida inmediata a casos como los de Arda Turan o Alcácer, por ejemplo. Y es que Valverde ya le ha pasado al club la 'lista negra' para que haga limpieza. Una lista que se fundamenta en tres hombres básicamente: Arda, Alcácer y Rafinha.

En el caso del turco la situación es compleja. Le quedan dos años y medio de contrato y el club no quiere computar pérdidas, por lo que en caso de ser vendido la cantidad no podría ser inferior a los 20 millones de euros. La cesión puede ser un mal menor, ya que si el turco aprovechase la oportunidad podría revalorizarse.



Paco Alcácer no cuenta para Valverde a pesar de que nadie duda de su calidad. Costó 30 millones de euros en un contrato por cinco temporadas, por lo que quedan 24 millones por amortizar. Esa sería la cifra de venta mínima, aunque no descartan una cesión. El Lille ya lo ha pedido. Finalmente, Rafinha, que sigue lesionado, es un caso especial, ya que Valverde no puede contar con él teniendo en cuenta su falta de ritmo.


Deja tu Comentario