2017-10-31 18:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Cristiano Ronaldo dejó en Girona la huella de su mala educación

El portugués volvió a quedar retratado al no saber perder ante el humilde Girona en Montilivi



El correctivo que se llevó el Real Madrid en Girona tuvo en su mayor exponente al portugués Crisitiano Ronaldo. El delantero del Madrid representó como nadie la incapazidad de los blancos para superar a los catalanes y, por si fuera poco, su mal perder una vez terminó el encuentro y se confirmó la derrota del equipo madridista. CR7 volvió a dejar claro que los millones no dan la educación.

Cristiano abandonó Montilivi muy enfadado como podría ser normal tras una derrota de su equipo. Sin embargo, lo que no se puede tolerar en un jugador de su categoría es que sea incapaz de reconocer los méritos del rival y adopte rabietas de niño pequeño. Una vez CR7 se convirtió en un mal ejemplo para los niños tal y como explicaba el segundo capitán del Girona, Àlex Granell.



El rifi-rafe entre CR7 y Alex Granell

El segundo capitán del conjunto de Pablo Machín, Àlex Granell, explicó al programa 'Fricandó Matiner' de RAC105 que Cristiano se negó a intercambiar la camiseta con él sobre el césped. "Me dijo que no quería porque no le había gustado cómo habíamos gestionado los últimos minutos del partido", explicó el jugador del Girona sobre su conversación con Cristiano Ronaldo al término del partido. "Me dijo que yo le parecía buen futbolista, pero que no me cambiaba la camiseta".  

Granell, uno de los jugadores más destacados del recién ascendido, quiso entender la postura de Cristiano producto del enfado ante la derrota, sin embargo, no existe justificación. Cristiano, que por su categoría y experencia debería saber gestionar estas situaciones, debería ser capaz de entender los recursos de un equipo con un presupuesto que no supera ni el sueldo de un jugador blanco y que, aún así, dio una lección de fútbol en Montilivi.


Deja tu Comentario