2017-10-31 19:10 Prensa Merengue Por: Fede Peris

La Caverna madridista reza para que Messi se constipe

Ya no le queda más clavo ardiendo a Tomás Guasch que un catarro de Messi para que el Madrid puede soñar con remontarle ocho puntos (de momento) al Barça.



 La Caverna madridista le empieza a ver las orejas al lobo. Quizá ha llegado el momento de volcarse en la Decimotercera y olvidarse de la competición que para Zidane tiene más valor, La Liga. Tomás Guasch, un representante con galones en el coro de músicos celestiales que Florentino Pérez tiene repartidos por los medios, ha encontrado un clavo ardiendo al que puede encomendarse el madridismo: ¿Y si Messi se constipa? Ahí lo ha dejado Tomás Guasch en la Cope. Messi no es The Best, pero si se constipa, mejor.

La Caverna se agarra al clavo ardiendo de un constipado de Messi

Sorprende que los trompeteros de las fanfarrias con las que se anuncia la llegada de Florentino Pérez no anden más preocupados con los catarros que puedan sobrevenirle al que conocen como "número uno mundial", The Best" y otras sandeces por el estilo. El Real Madrid tiene a The Best, pero los propagandistas madridistas andan pendientes de la salud de Messi y lo conveniente que sería para los intereses del Real Madrid que el que no es The Best, ni Balón de Oro, sólo el mejor de su equipo, coja una galipandria que le permita desaparecer una temporadita de la faz de la tierra. Lo suficiente para que el Real Madrid recupere el tiempo lastimosamente perdido en diez jornadas.



Tomás Guasch ha tranquilizado al madridismo en la Cope porque "si Messi cae, el Barcelona también lo hará". No ha quedado claro si la caída de Messi tiene que ser por lo civil o por lo criminal, como desea Eduardo Inda, pero parece evidente que las posibilidades del Real Madrid de revalidar su título de Liga, según su fiel infantería mediática,  pasan porque el que no es el mejor jugador del mundo se constipe: "Si Messi se constipa, el bache del Barça llegará seguro".

Y así están, felices y contentos, esperando el constipado del que no es el mejor para que el mejor se decida a empezar a marcar goles y a liderar a su equipo hacia las victorias como hacía cuando era joven. Aunque teniendo en cuenta que Cristiano Ronaldo sólo ha ganado dos ligas con el Real Madrid (por cada una que gana pierde cuatro), tampoco parece que un constipado de Messi pueda resultar suficiente para que afine la puntería y ayude a su equipo a recortar distancias. Con catarros o sin ellos, aquí no hay más verdad que el Barça puede permitirse el lujazo de perder los dos clásicos que le enfrentarán al Real Madrid y seguirá dependiendo de sí mismo para ser campeón. 

Tiene que ser muy duro para los propagandistas blancos perder la Liga en el mes de octubre. Sobre todo si no tienen más clavo ardiendo que soñar con un Messi en cama con fiebre. Veremos si el "mago" Zidane, que todo lo puede, es capaz de inocularle el virus necesario para que se cumplan los sueños e ilusiones de esa Caverna optimista que hablaba de sextete del Real Madrid hasta hace apenas unas semanas. Ahora, por lo visto, el sextete es cosa de Messi. El sextete del Barça y también el del Real Madrid. Va a resultar que Messi es mucho más de lo que nos querían hacer creer desde Madrid. ¡Nos tenían engañados con Messi!



 


Deja tu Comentario