2017-10-31 16:10 Real Madrid Por: Redacción MB

Lo que le espera al Madrid antes del clásico del Bernabéu

La crisis del Madrid podría verse negra en su partido ante el Barça en Liga, pero antes todavía tiene compromisos serios



Tan solo le quedan cinco partidos antes de que Real Madrid y Barça se enfrenten en la competición doméstica. Con una ventaja de 8 puntos, el equipo de Zidane sabe que es de vital importancia no ceder ni uno más si quiere darle emoción a esta Liga. Además, en ese encuentro tendrá que ganar para seguir luchando por la misma.

Pero eso será dentro de 6 encuentros, antes, el Madrid tendrá que competir contra cinco equipos que supondrán cinco finales, tres en casa y dos fuera de ella. El primero es este fin de semana ante Las Palmas en el Bernabéu. A priori, y dada la negatividad del equipo canario, resulta un equipo asequible. Después no se moverán de la ciudad, ya que estrenarán el Wanda Metropolitano en el primer derbi en el nuevo estadio del Atlético, que supone el encuentro más difícil hasta la fecha de la plantilla.



Tras el derbi, el Madrid recibirá al Málaga, que también está en una situación delicada y viajará a otro de esos campos que todos los entrenadores temen: San Mamés.

Finalmente, y justo antes de El Clásico, el equipo recibe en el Bernabéu a otro equipo de Champions: El Sevilla. Deberían ser seis jornadas, pero el Madrid tiene aplazado su encuentro ante el Leganés por la disputa del Mundial de Clubes.

Por contra, al Barça le espera un calendario un poco más asequible: Sevilla en casa, Leganés fuera, Valencia fuera, Celta en casa, Villarreal fuera y Deportivo en casa.



El Madrid a 8 puntos tras lo de Girona

El Real Madrid no cumplió, ni mucho menos, un buen partido en Girona. El campeón de Liga saltó al campo del recién ascendido con cierto ánimo apático y sólo Isco supo sacar el orgullo merengue, algo que supo canalizar con el momentáneo 0-1 que situó a los pocos minutos de empezar el choque en Montilivi. La mala actitud que mostró el equipo y la hipermotivación del equipo gerundense fue decisiva para que los locales se metieran de lleno en el encuentro. Tras el descanso, Stuani volvió a nivelar el marcador e, instantes después, 'Portu' hizo lo imposible con el 2-1 que daba el la victoria histórica al cuadro catalán. Un triunfo que, como viene siendo costumbre en las derrotas del Real Madrid, quedó empañado por la pésima y decisiva actuación arbitral.

El escándalo de los colegiados volvió a producirse, por increíble que sea, para arrebatar dos puntos más al equipo de Zidane. Sucedió en el segundo tanto del Girona: 'Portu' se aprovechó del rechace de un disparo de su equipo para aprovechar su posición adelantada y batir a Kiko Casilla, dentro del área merengue. Sin embargo, ni Hernández Hernández ni ninguno de sus asistentes vieron -o quisieron ver- la infracción.


Deja tu Comentario