2017-11-02 13:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Barça extremará las medidas de seguridad con Messi

El club no quiere que se vuelvan a producir imágenes como las que se vivieron en Atenas durante el partido de Champions



El encuentro entre Olympiacos y Barça del pasado martes dejó poco de destacado, sobre todo, en positivo. Entre las notas negativas, además de la lesión de Sergi Roberto, también pudimos anotar la aparición de un espontáneo que se acercó a Messi con total tranquilidad y le abrazó ante la sorpresa del crack argentino. El futbolista del Barça siguió con tranquilidad ante reacción del aficionado y la pasividad sorprendente de los cuerpos de seguridad del estadio.

A pesar de que el asunto podría haber quedado en anécdota, cada vez son más los espontáneos que intentan salir al campo para acercarse a Messi, su ídolo. Este es un hecho que comienza a generar cierta preocupación en el Barcelona, consciente de que en cualquier momento, uno de estos espontáneos puede tener intenciones menos afectuosas con el crack argentino.



Los espontáneos sobre Messi preocupan al Barça 

Los dos últimos episodios de este tipo de situaciones se vieron en el duelo frente al Olympiacos en Grecia, donde hasta en dos ocasiones Leo tuvo que aguantar la interrupción de un aficionado. El primero saltó al césped en la primera parte, saludó a la estrella argentina, le dio un beso, y se volvió a su asiento sin que ningún miembro de seguridad lo detuviera. Al finalizar el partido, otro corrió hasta Messi para hacerse un 'selfie' con él. Tampoco fue detenido.

Ya en Lisboa, cuando el Barça jugó frente al Sporting de Portugal, otro muchacho se acercó a Messi para venerarlo. Hizo una genuflexión y le besó las botas. Éste sí fue detenido, pero después de llegar al delantero.

Estos hechos han hecho replantearse muchas cosas en el seno del Barça. Es evidente que en los casos anteriores, las intenciones no eran malas por parte de los espontáneos, sin embargo, es una situación que en cualquier momento puede cambiar de forma dramática (recordemos las amenazas del ISIS). Por si fuera poco, el club azulgrana poco puede hacer en los casos en los que el equipo juega fuera de casa y la seguridad no depende de ello.



Es por ello que desde los cuerpos de seguridad del club exigirán mayor vigilancia en cada desplazamiento del equipo, al igual que pasa en el Camp Nou. Sin ir más lejos, en el partido contra Olympiacos en Can Barça, un aficionado intentó saltar pero fue atajado antes de cruzar la línea del terreno de juego. Trabajo impecable de los seguridad.


Deja tu Comentario