2017-11-02 15:11 Leo Messi Por: Redacción MB

Wembley sigue siendo territorio de Messi y el Barça

A diferencia de lo que hizo el Real Madrid y Cristiano Ronaldo en Wembley anoche, el Barça ya lleva dos Champions ganadas allí



El Real Madrid nunca había jugado en Wembley y después de caer de manera estrepitosa en Girona, se esperaba que Zidane sacase un equipo para vencer y demostrar. Pero nada más lejos de la realidad. Este Madrid no convence ni a los propios jugadores y Cristiano Ronaldo ya ni siquiera es un jugador que marque diferencias.

El portugués, que marcó con la ayuda de un defensa, volvió a dejar claro que no es merecedor de los premios que está recibiendo a título personal. Decaído, agobiado, nervioso..., son muchos los adjetivos que le definen en este momento de la temporada y que contrarrestan con lo que está haciendo Messi.



El crack argentino, por contra, sigue con su particular templanza y lucha contra sí mismo que le está haciendo ser cada día mejor. Además, volvió a quedar demostrado que allá donde el Madrid siempre tiene problemas, el Barça los solventa con facilidad. Wembley es una muestra de ello. Cristiano y sus compañeros perdieron recibiendo un baño de fútbol, mientras que Messi y su Barça ya ha conseguido ganar allí dos Champions League (solo en una de ellas participó el futbolista argentino).

Por tanto es una continúa lucha sin sentido la que protagonizan estos dos futbolistas, ya que uno, le mejor de la historia, demuestra partido a partido que lo es, y el otro solo se hace notar con soberbia y mala educación.

Así, Wembley, al igual que otros muchos estadios, siguen siendo territorio blaugrana y territorio Messi.

Messi ridiculiza al Madrid

El inicio liguero está siendo un auténtico drama para el Madrid y para Cristiano. Todo lo contrario que para el Barcelona y su gran estrella, Leo Messi. Y no hablamos solo de los resultados, que ya han supuesto una distancia de 8 puntos en apenas 10 jornadas, sino en los datos de cara a gol. El inicio goleador de Leo Messi ha sido espectacular, como suele ser habitual, todo lo contrario que Cristiano y sus compinches.

Los datos de Messi de cara a puerta, a pesar de haber chocado hasta 7 veces contra los postes, son de auténtico extraterrestre. Con 12 tantos, es el auténtico líder goleador del Barcelona. Unos datos que contrastan con las pobres cifras anotadoras que presenta Cristiano Ronaldo, que lleva exactamente los mismos goles en liga que Gerard Piqué: uno. Pero la cosa no queda ahí.

Se podría esperar que los registros del portugués vayan en detrimento de las cifras de sus compañeros, pero nada más lejos de la realidad. Los datos son insultantes para el Madrid hasta tal punto que los puntas del Real Madrid, CR7 incluido, acumulan la mitad de goles que el D10S argentino del Barça. En las primeras jornadas de competición, mientras Messi brilla a cada partido y ya acumula 12 goles, los delanteros del Madrid apenas llevan 6.

Queda claro que no hay nadie a la altura del mejor jugador de la historia. Por muchos premios y muchos focos que acumule Cristiano, en sus sueños jamás podrá llegar a la altura del mejor futbolista del planeta. Y, por si fuera poco, los goles de uno son las victorias de su equipo, mientras que los fallos del otro suponen los pinchazos del rival. En resultado, +8 para los azulgranas de Messi que ya casi ni ven por el retrovisor el Bugatti de Cristiano.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información