2017-11-05 16:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

Dos penaltis más birlados al Barça ante el Sevilla

González González no pitó dos penaltis claros: uno por manos de Lenglet y otro por pisotón de Escudero.



El FC Barcelona venció al Sevilla por 2-1 en el Camp Nou, por lo que los errores arbitrales en contra pasaron desapercibidos (algo que no habría ocurrido en la Caverna de haber sido al contrario), pero lo cierto es, que de no haber conseguido la victoria, el conjunto catalán habría perdido unos puntos importantes por culpa de la actuación del árbitro, González González, que no estuvo nada acertado.

González González no pitó dos penaltis

En el minuto 68 de partido, Luis Suárez se enfadó mucho con González González. El charrúa pidió penalti por manos claras de Clément Lenglet, cuando disparó hacia la portería defendida por David Soria. El esférico no llegó a su objetivo puesto que el defensa francés lo desvió claramente con la mano, en un penalti que no vio el colegiado.



Por si fuera poco, hubo otro que, si no era más claro, lo era igual. En el minuto 80, Ivan Rakitic se adentró en el área del Sevilla, cuando el lateral Sergio Escudero le pisó por detrás claramente y logró tirarle. Sin embargo, ni el árbitro ni los linieres fueron capaces de ver la acción antirreglamentaria del defensa sevillista.

Por si fuera poco, todo esto culminó con González González enseñándole tarjeta amarilla a Lionel Messi en el último minuto del partido. La única que mostró.


Deja tu Comentario