2017-11-06 17:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

El Barça deberá buscarse la vida lejos de casa

El Barça tendrá que defender el liderato tras el parón FIFA con dos encuentros fuera de casa



La Liga para el Barça se jugará lejos del Camp Nou. Después del parón FIFA que mantendrá a los clubes sin encuentros durante el próximo fin de semana, la vuelta al trabajo se hará con la cabeza fuera de Cataluña.

El Barça tendrá tres enfrentamientos consecutivos lejos de su estadio (contando el de Champions) que marcarán hasta dónde es capaz de llegar este equipo. El primero de ellos se llevará a cabo en Leganés ante un equipo muy trabajador y que pondrá las cosas difíciles a los de Valverde.



Aquí empezará el complicado calendario del Barça, que continuará en Turín para el quinto partido de la fase de clasificación de la Champions League, que todavía no está resuelta para los intereses barcelonistas, y acabará el fin de semana siguiente con la visita a Mestalla para enfrentarse al todopoderoso Valencia de Marcelino, quien está luchando por el liderato y está dispuesto a dejarse la piel para volver a ser un grande y pelear por La Liga.

Para estos encuentros, el ‘Txingurri’ seguirá sin poder contra con Sergi Roberto ni André Gomes ni los lesionados de gravedad que hay en el equipo, y tendrá que evitar que sus centrales sean amonestados porque ambos se encuentran a una sola tarjeta de la suspensión, lo que podría suponer que Piqué, Umtiti, o ambos no pudieran estar en Mestalla.

El disgusto 'central' de Valverde

El Barça no va a traer a Yerry Mina en enero. La opción de compra que el club blaugrana tiene sobre el colombiano se efectuará en verano, y por tanto, no recalará en Barcelona después de Navidad. Aunque se ha especulado con la posible llegada del jugador a mitad de campaña, el club ya ha comentado que no van a ejercer esa opción de compra que tienen, y que el técnico tendrá que seguir contando con Mascherano y Vermaelen.



La llegada de centrales es asunto vital en el Barcelona, pero en ese puesto, se considera desde la parte técnica del club, por ahora se está servido. Mascherano y Vermaelen, que dejarán el equipo a final de la temporada, están viviendo sus últimos encuentros como blaugrana y para Ernesto Valverde era imprescindible que llegara alguien de inmediato.

La posición de la entidad de no traer al colombiano ha sentado como un jarro de agua fría para el ‘Txingurri’, que tendrá que recomponer la plantilla y dosificarla para que puedan llegar en óptimas condiciones a la parte final de la campaña.


Deja tu Comentario