2017-11-06 18:11 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Guerra civil en el Barça por los fichajes en el mercado de invierno

El próximo mercado de enero puede traer tensiones entre el entrenador y la secretaría técnica



La tranquilidad en Barcelona siempre la traen los resultados y, de momento, el equipo de Valverde no puede ser más tranquilizador. La masa social ha confiado desde el primer día en Ernesto Valverde y los resultados en liga y Champions están dándole la razón. La paz social que se respira puede chocar próximamente con las tensiones que pueden vivirse dentro del club a partir de enero.

Lo cierto es que el verano pasado dejó un muy mal sabor de boca y tanto el entrenador como la secretaría técnica (y la directiva) no quedaron a gusto con la plantilla. A pesar de ello, Valverde está sabiendo sacar el máximo rendimiento al equipo y la andadura de los azulgranas en Liga y Europa es inmaculada. Sin embargo, desde la directiva existe el convencimiento de que con la actual plantilla no se puede aspirar a más que a las competiciones domésticas.



Se viene lío con los fichajes en enero

Ya se sabía, pero estos meses se ha confirmado. La magia de Messi ha empuajdo al equipo, pero resulta evidente la falta de talento en ataque y más si sumamos el bajón de Luis Suárez. El principal déficit del equipo se encuentra en posiciones ofensivas y es allí donde el club quiero poner hilo a la aguja. Bartomeu ya ha dado el OK y Robert y Segura ya trabajan en ello. Sin embargo, Valverde no lo tiene tan claro.

Ernesto Valverde ya avisó en su día a la directiva -tanto en privado como en rueda de prensa- que no es amigo de las plantillas largas y, actualmente, tiene una muy larga. Dar minutos a todos es prácticamente imposible y pore llo hay jugadores que están más fuera que dentro, como Arda. Sin embargo, no se consigue pulverizar ninguna salida y el Txingurri está cansado. O hay salidas o no llega nadie más.

El historial de Valverde demuestra que no es nada amante de fichar en enero. Con los que hay, a muerte. Sin embargo, esta posición chocaría con la secretaría técnica, que quiere ejecutar un fichaje 'titular' en enero. Valverde no quiere acumular nombres en el banquillo, y la única opción pasa por aligerar mucho el plantel actual y fichar, si es una buena oportunidad, a un jugador 'top' que pueda ser titular desde el minuto 0. No hay tiempo para perder en adaptación, y Valverde ya ha dejado claro que está a muerte con lo que hay.




Deja tu Comentario