2017-11-07 19:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

La nueva puñalada del PSG al Barça tras lo de Neymar 

El PSG quiere desestabilizar el Barça y ha protagonizado un nuevo fichaje, esta vez institucional del equipo culé



Tras la compra de Neymar este verano pagando la cláusula de 222 millones de euros, el PSG no está contento con haberle quitado a uno de los mejores jugadores del mundo al equipo catalán, y esta vez ha ido a por el ex director digital del Barça. Russell Stopford, que se encargaba de la dirección digital del Barça, pasa a llevar el mismo cargo en el PSG.

El conjunto parisino lo ha hecho oficial hoy, y Stopford ya forma parte del seno del PSG tras haber ostentado este cargo en el Manchester City y el Barcelona. El PSG quiere situarse en los clubes top en temas digitales, y con la intención de "impulsar la estrategia de desarrollo del PSG en todas las plataformas digitales con el objetivo de optimizar la difusión y monetización de contenido a nivel internacional", ha fichado a Stopford, que estuvo en Barcelona hasta el final de la campaña pasada.



Se trata de otra puñalada más del jeque hacia el Barça, que  no cesa en su intención de ir robando personal a los blaugrana, dando igual su status en el club.

Política anti-barcelonista del jeque

Además, las continuas negativas a venderle jugadores al club de Bartomeu, engordan más esta sensación de anti-barcelonismo que se vive en París. Uno de ellos ha sido Thiago Silva.

Pese a los guiños del brasileño al Barça y el interés del club azulgrana por hacerse con los servicios del central, el jeque Nasser Al-Khelaifi ya lanzó un aviso a la entidad catalana. "Thiago Silva no está en venta", dijo el presidente del PSG en declaraciones al diario SPORT.



De este modo, el catarí instó al Barça a no intentar la incorporación del zaguero carioca, ya que "no hay ninguna posibilidad de que se vaya", según explicó Al-Khelaifi.

"Se quedará en el club hasta el final de su contrato. No se trata de un problema económico. Es que no queremos negociar su marcha", añadió al respecto.

"Vender es justamente lo contrario de lo que queremos hacer. Nuestra intención, después de ganar el campeonato doméstico, es pelear por otras metas más ambiciosas y hacer más incorporaciones", sentenció.

De esta manera, el presidente del PSG pasó de la oferta de 32 millones de euros que presentó el Barça por el fichaje de Thiago. "No la valoramos porque ni la contemplamos. Ni nos vamos a sentar a negociar", concluyó.


Deja tu Comentario