2017-11-07 16:11 Real Madrid Por: Redacción MB

Rajoy toca la cresta a la Federación por la camiseta

La polémica camiseta de la Selección ha creado controversia en todo el país por parecer republicana



Adidas ha mostrado la camiseta que la selección española vestirá durante el próximo Mundial de Rusia del verano que viene. Este hecho no sería noticiable a gran escala si no fuera porque esa camiseta viene con polémica.

En un momento muy delicado para España, con todo lo que está ocurriendo en Cataluña y en las instituciones generales, se ha metido el dedo en la llaga con la presentación de una elástica que ha sido tildada de republicana.



La camiseta muestra una franja de color azul junto al rojo y amarillo clásico, que pretendía ser un homenaje a la que la selección vistió en 1994 durante el Mundial de Estados Unidos. Pero esa franja azul, que de lejos parece morado, ha supuesto que muchos grupos y políticos hayan mostrado su desacuerdo por no ser constitucional.

En esas, el presidente Rajoy ha llamado la atención a la Federación por haber permitido que la marca encargada de hacer la equipación pusiese esa franja en la camiseta. Se ha culpado directamente a los responsables de haberlo permitido, aunque aún no han salido sobre la mesa ningún nombre.

Algunos rumores señalan que María José Claramunt, despedida recientemente, podría haber sido una de las que permitieron a Adidas hacer este diseño. Por su parte, el actual presidente de la RFEF, Larrea, ha comentado que se podría pensar en un caso extremo de desechar el modelo, aunque confía en no tener que hacerlo, ya que defiende que se trata de un color azul y no morado.



 

El cese de Claramunt provocó un motín en el vestuario

Después del cese y encarcelación de Ángel María Villar, que dejó la presidencia del órgano, la situación en la RFEF no ha hecho más que empeorar, y el último capítulo lo ha protagonizado un enfrentamiento entre jugadores y el presidente, Juan Luis Larrea, a raíz de la decisión del cese de la hasta ahora directora de la selección y de márketing, María José Claramunt, lo que ha conllevado que Gerard Piqué y Sergio Ramos unieran fuerzas para 'plantarse' e iniciar una guerra interna, tal y como informa el diario Marca.

Claramunt, que mantenía un estrecho lazo con el vestuario, que de hecho la llamaba 'la jefa de la selección', quedó en el punto de mira después de que Larrea pusiera en entredicho su continuidad al frente del combinado. Los jugadores no tardaron en posicionarse del lado de la directora, y ahí empezó un conflicto que ha estallado con su reciente cese.

De hecho, la relación entre vestuario y presidente está rota, hasta el punto de que este último tiene prohibida la entrada a los vestidores en cada partido y entrenamiento. El conflicto existe y es importante: lo evidenció el mismo Larrea al no publicar ningún mensaje de concordia tras sacar el billete para Rusia.

 


Deja tu Comentario