2017-11-08 18:11 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Florentino encuentra una solución para abordar el fichaje de Neymar

El PSG necesita ingresar 80 millones y el Real Madrid está dispuesto a ofrecérselos.



El París Sanint-Germain anda desesperado buscando 80 millones de euros para poder cumplir con el Fair Play Financiero establecido por la UEFA a sus clubs afiliados. Es la diferencia que desajusta su presupuesto y lo convierte en "ilegal".  Y Florentino Pérez está dispuesto a echarle una mano a su amigo Nasser Al-Khelaïfi para ayudarle a salir del trance y de paso empezar a ganarse a Neymar.

El PSG necesita  80 millones de euros para blanquear su balance

El PSG no tiene ningún problema para conseguir 80 millones de euros. Basta con que su presidente descuelgue el teléfono y llame al emir de Qatar para que la transferencia sea inmediata. El problema viene dado porque esos 80 millones deben salir de la actividad ordinaria del club en un momento en que la UEFA está analizando con lupa todos sus movimientos después de gastarse 400 millones de euros en Neymar y Mbappé (aunque el pago de los 180 millones por el ex del Mónaco se ha dilatado un año para evitar problemas escondiéndolo detrás de una ficticia cesión). 



Lo cierto es que, se mire como se mire, el balance del PSG, sus ingresos y sus gastos, no justifican operaciones de esta naturaleza que ni siquiera están al alcance de los grandes clubs mundiales como Real Madrid, FC Brcelona, Manchester United o Bayern Múnich. Y la UEFA ya ha anunciado al club francés que si no regulariza su situación económica le caerá encima un severo castigo, cerrándole el grifo de los fichajes durante una larga temporada. Y Al-Khelaïfi anda como loco buscando en el mercado alguien disuesto a proporcionarle esa cantidad por el argentino Ángel Di María y por el brasileño Mauro Silva, algo que va a costar mucho que suceda. El presidente del PSG pretende ingresar por sus traspasos y de paso ahorrarse sus elevadas fichas para cuadrar sus números.

Florentino se lanza a por Marquinhos... y Neymar

Y ahí es donde aparece Florentino Pérez, que está dispuesto a salvarle el pellejo a su amigo Nasser Al-Khelaïfi y, de paso, ganarse su predisposición a facilitar la marcha de Neymar al Real Madrid cuando el jugador brasileño, dentro de dos años, le diga que se quiere ir del PSG. La maniobra, urdida con Wagner Ribeiro, hombre de confianza de Florentino Pérez en el entorno de Neymar, pasa por predisponer a Neymar de forma favorable al Real Madrid, especialmente si en esos dos años -el periodo previsto para el inicio del declive de Cristiano Ronaldo- Neymar no logra los objetivos que se ha marcado fichando por el PSG (Balón de Oro y Champions League).

Y para ganarse los favores de Al-Khelaïfi, Florentino Pérez está dispuesto a plantearle una oferta de 80 millones de euros por Marquinhos, el central dinternacional brasileño del PSG que también puede actuar de lateral, que vendría a reforzar una zona de la plantilla del Real Madrid, el centro de la defensa, que preocupa a Zidane por las constantes lesiones de Varane y la inexperiencia de Vallejo. Zidane quiere repetir éxito en la Champions League por tercer año consecutivo y sabe que su plantilla necesita ser reforzada.

Florentino Pérez está dispuesto a contentar a su entrenador y de paso ayudar a un amigo, que quedará en deuda para devolverle el favor. Marcos Aoças Corrêa tiene 23 años, tiene amplia experiencia en Europa después de jugar en la Roma y en el PSG y cumple con los requisitos que reclama Zidane para el Real Madrid. Marquinhos es el tapado de Florentino Pérez para poner la piedra piedra de la macroperación que significará la llegada de Neymar al Real Madrid por la puerta grande.

 

 



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información