2017-11-10 18:11 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Dybala y Messi han tenido unas palabras

Los dos cracks de la selección argentina siguen siendo los protagonistas del parón internacional



Paulo Dybala y Leo Messi siguen en su particular conflicto en la selección argentina. Recordemos que en el último parón por selecciones, la albicelete consiguió sellar la clasificación para Rusia con un Hat Trick de Messi. Sin embargo, Dybala dejó unas declaraciones un tanto polémicas, en las que dejaba caer que jugar al lado de Messi "le molestaba". Como no podía ser de otra forma, D10S acabó callando todas la bocas llevan a su país al mundial.

Unos meses más tarde, vuelven a encontrarse para un par de amistosos que tiene el combinado sudamericano. En los días previos, el delantero de la Juventus ha tenido que responder de nuevo sobre su relación con el crack del Barcelona y mejor jugador del planeta. En este caso, eso sí, Dybala ha aparecido mucho más conciliador. Paulo ha zanjado públicamente la polémica tras decir que le resultaba complicado jugar con Messi en la selección argentina.



Las palabras de Dybala sobre Messi

"Es más fácil buscarle el pelo al huevo, tratar de malinterpretar las cosas y llevarlas por el camino que vende más. Fue una entrevista en la que de 22 preguntas, 18 fueron sobre Leo y en 17 dije siempre palabras muy lindas, de elogio. A Messi lo tengo como ídolo. Siempre lo tuve. Es una figura muy grande para mí y para el grupo. Todo lo que dije fue para sumar. No quise decir nada de otro mundo. Se malinterpretó y me dolió. Nunca hablé de este tema, pero la gente que lo tenía que entender, es decir, mis compañeros, Leo y el entrenador lo comprendieron y ahí lo dejé, lo cerré", aseguró Dybala en una entrevista con TyC Sports.

¿Qué le dijo a Messi cuando se volvieron a encontrar? "Nada más llegar a la concentración, fui y lo encaré y le dije... 'Leo'. Y él se empezó a reír, porque ya se lo imaginaba. Ahí me di cuenta de que no hacía falta aclarar nada. Le dije que la gente había dicho cualquier cosa, porque en la entrevista siempre había hablado bien de él. No hizo falta hablarlo. Fueron 5 ó 10 segundos. Me dijo que me quedara tranquilo, que no pasaba nada", concluyó.


Deja tu Comentario