2017-11-14 16:11 Real Madrid Por: Redacción MB

Los planes de Zidane para Carvajal en el derbi

El técnico francés tiene un plan para el lateral en el día de su reaparición tras dos meses sin jugar



Dani Carvajal no será de la partida en el derbi madrileño que se disputará este sábado en el Wanda Metropolitano. Zidane sabe que su participación puede ser un problema y no va a correr riesgos.

Desde los servicios médicos del Madrid se le ha hecho saber al entrenador que Carvajal tiene el alta pero ha de cumplir unos procesos de entrenamientos para que pueda estar en condiciones óptimas para jugar, ya que su lesión era muy delicada al tratarse de una pericarditis.



Aún así, la decisión final se tome conforme vaya pasando la semana, pero parece que el madrileño no estará en el primer derbi del Wanda, que necesita llevarse el Madrid si no quiere perder la competición de manera apresurada.

Carvajal lleva dos meses sin jugar. Un total de 8 encuentros completos que se convertirían en 9 si se confirmase su baja para el encuentro del sábado. Y aunque lleva entrenando durante todo el parón FIFA con el equipo, se ha aconsejado que esa toma de contacto es necesaria pero se ha de cumplir unos procesos que hagan que el lateral vuelva al 100% y sin riesgos.

Por tanto, Zidane podría quedarse sin contar con su ‘2’ titular, al igual que no podrá hacerlo con Bale, Kovacic y presumiblemente con Keylor Navas.

Los consejos de los servicios médicos

Ahora que el equipo empieza un tramo decisivo, Zidane y el jugador tienen claro que el primer partido en el que debe aparecer Dani será este sábado ante le Atlético. El objetivo de míster y jugador es el derbi del 18 de noviembre, pero tratándose del corazón, la situación del lateral siembra incertidumbre sobre cómo será su vuelta a los terrenos de juego y si dicha enfermedad deja alguna secuela que le pueda condicionar de alguna manera.

"Lo normal en deportista son 4-6 semanas de baja, pero existiendo un porcentaje de recaídas imagino que habrán ampliado la ventana de su vuelta para tener más garantías de que todo está perfecto. Además, el regreso a los entrenamientos debe ser muy poco a poco, de una forma muy progresiva", explica el doctor César Quesada, de la Clínica de Excelencia FIFA Ripoll y De Prado Sport Clínic.

"Algunas alteraciones en el electrocardiograma del deportista de élite pueden persistir, incluso, finalizada la enfermedad. Por lo tanto, sólo la experiencia del cardiólogo y las sucesivas pruebas complementarias solicitadas al deportista nos pueden permitir darle el alta completa para realizar una actividad física extenuante y de alto nivel como es un partido, que supone un estrés gigantesco. Es verdad que ellos están habituados, pero tras varias semanas sin hacer nada lo normal es que le cueste al principio", señala Quesada.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información