2017-11-17 16:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

Neymar perdió la tranquilidad de Barcelona y se siente inseguro en París

Neymar se ha mudado de casa en París por motivos de seguridad, ya que se sentía con su intimidad violada



Neymar no solo está siendo noticia con los rumores que le sitúan en el Real Madrid. Según comunica Le Parisien, el brasileño ha abandonado su casa en las afueras de la ciudad por motivos de seguridad.

La mansión en la que vivía no podía estar tan vigilada como quería el jugador por las condiciones ambientales en la que estaba situada, por lo que ha decidido mudarse a otra vivienda donde sí pueda recibir esa vigilancia y vivir con más seguridad, pese a haber contratado mucha seguridad privada y que incluso las autoridades locales tuvieran vigilados el recinto constantemente.



El propio Neymar ha asegurado que echa de menos la tranquilidad que tenía en Barcelona, donde no se le increpaba dentro de su propia casa y se respetaba mucho más su intimidad, por lo que la nueva casa que ha buscado tendrá unas características muy similares a las que tenía en su vivienda en la Ciudad Condal.

La historia de Neymar con el PSG y con Francia tiene muchos altibajos, y el futbolista no termina de aclimatarse ni al equipo ni a la ciudad, por lo que los rumores que hablan de una posible marcha no cesan de alimentarse por todo lo que rodea a la estrella del PSG.

En su casa vivían 20 personas

Desde su llegada a Europa, Neymar se ha rodeado de sus amigos en todo momento. Forman parte de su vida y nunca los ha dejado de lado. Ni en sus viajes, ni en sus fiestas, ni en sus partidos.



El medio ‘Paris Match’, informó que en la mansión en la que residía el crack brasileño, vivían 20 personas, entre amigos y familiares. Con más de 1.000 metros cuadrados para vivir y 5.000 de zonas verdes, el hogar de Neymar era algo así como un parque independiente.

En su casa tenía un servicio de seguridad permanente que protegía la casa y al jugador y sus familiares. Además, informó ‘París Match’, eran muy frecuentes las visitas de los brasileños del PSG: Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva y Lucas Moura.

Esa misma mansión fue el hogar de otro de los grandes magos del balón de este siglo durante su estancia en Francia: Ronaldinho. Así, la vida de Neymar sigue pareciéndose, tanto en los deportivo (por la espectacularidad) como en lo extra deportivo (por las fiestas e incluso por vivir bajo el mismo techo), a la del crack brasileño que revolucionó el fútbol.


Deja tu Comentario