2017-11-18 19:11 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Luis Suárez marca dos goles y demuestra de nuevo su déficit en educación

Los "valors" del Barça pierden valor ante comportamientos como el de Luis Suárez en Leganés.



Feo, muy feo el gesto de Luis Suárez acercándose al portero del Leganés, Cuellar, para restegarle por la cara su segundo gol. Un gesto que le define y retrata y que confirma sus carencias educacionales y su incapacidad para comportarse como un deportista. 

Luis Suárez se las había tenido con Cuellar minutos antes por una pelea en la que el meta se dejó caer en el área consiguiendo que el árbitro picara y le enseñara la tarjeta al delantero uruguayo. Sin embargo, la reacción de Luis Suárez tras el gol es sencillamente lamentable. Suárez marcó y salió disparado en dirección al portero con el puño en alto y cantándole el gol en la cara. De los "valors" de los jugadores del Barça se espera otro comportamiento más "normal" y menos barriobajero.



Seguramente esta acción sea fruto de la tensión acumulada durante los 35 días y 479 minutos que llevaba Luis Suárez sin marcar un gol. Sin embargo, Undiano se acongojó ante la figura del delantero uruguayo, que debió ser expulsado por varias acciones. Una por darle una patada en la cara a un defensa contrario. La otra por un agarrón a un rival. Los árbitros no se atreven con él ni con el Barça. Y con partidos como el de hoy, en el que el árbitro ha perdonado una amarilla a Messi y las expulsiones de Piqué y del propio Piqué, se entiende que el Barça vaya sacando pecho por ahí porque es el líder del juego limpio y el equipo que menos tarjetas recibe. 

Es normal que no le enseñen tarjetas a los jugadores del Barça. Los árbitros lo tienen prohibido. 

 



 

 


Deja tu Comentario