2017-11-18 22:11 Real Madrid Por: Redacción MB

Penalti no pitado a Ramos, que acabó con el tabique fracturado

Lucas Hernández le dio una patada a Sergio Ramos en la nariz. El colegiado no señaló penalti. El andaluz acabó siendo sustituido.



El Real Madrid se marchó del Wanda Metropolitano con la sensación de que fue robado. El cuadro blanco fue el único equipo sobre el terreno de juego que intentó ganar el partido, aunque no tuvo fortuna, ni de cara a puerta ni con el colegiado, el andaluz Fernández Borbalán, al que sólo le faltó enfundarse la camiseta del Atlético de Madrid… ¡Parecía que estaban jugando con 12!

En el minuto 35 de partido, Sergio Ramos remató un centro de Casemiro, pero al hacerlo, recibió una patada terrorífica de Lucas Hernández, que lo dejó sangrando en el suelo ante la mirada del colegiado. Fernández Borbalán no pitó nada ante el asombro de un central madridista que tuvo que marcharse a ser atendido a la banda, para entrar después intentando parar la hemorragia nasal.



Como se pudo apreciar en las imágenes, fue un claro penalti de Lucas Hernández sobre Sergio Ramos, en una acción que terminó en nada, ni siquiera llevándose una amarilla. El defensa del Atlético tuvo que ser expulsado, algo que habría dejado en igualdad numérica a ambos equipos, puesto que el colegiado estaba claramente a favor del conjunto rojiblanco.

Finalmente, Ramos tuvo que marcharse sustituido tras el descanso porque no podía continuar disputando el partido. El Madrid terminó anunciando que el camero sufre una fractura en el tabique nasal, por lo que en los próximos enfrentamientos deberá llevar una máscara.


Deja tu Comentario