2017-11-21 16:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

El inesperado refuerzo para Valverde en el mercado de invierno

Douglas puede volver a Barcelona tras su breve paso por el Benfica en este mercado de invierno



Douglas puede ser una pieza inesperada en el puzzle de Valverde a partir de enero. Y es que el jugador que milita en el Benfica podría acabar retornado por los problemas del club portugués en relación a la gran plantilla que tiene.

El Benfica optaría por aligerar el vestuario para no tener tantos futbolistas, y uno de los principales jugadores con opciones de marcharse es el brasileño, que debería volver así al Barça. Esta opción está dentro del contrato de cesión, en la que una cláusula afirma que dicha cesión puede ser interrumpida antes de que finalice la temporada. Eso sí, para que se pudiese efectuar esta cláusula, Douglas debería participar en 11 encuentros durante esta primera mitad de la temporada, y hasta el momento lleva solamente 4.



Al Benfica le restan 8 partidos hasta enero, por lo que el técnico del club luso debería darle juego en al menos 7 de ellos si planea devolver al brasileño a la Ciudad Condal.

Por tanto, de efectuarse esta vuelta a ‘Can Barça’, Douglas sería un inesperado refuerzo de Valverde para su equipo, que está contento con sus actuales jugadores y planea no reforzar la plantilla en cuanto a fichajes en este mercado.

 




 

Douglas no convence en Portugal

Parecía que Douglas podía haber encontrado su sitio. Un club histórico que juega en Europa y que cuenta con el factor idiomático a su favor. Pues bien, el brasileño parece que no se ha terminado de adaptar al Benfica.

Según medios portugueses, Douglas no ha alcanzado el nivel físico que le pide su entrenador, y parece estar muy lejos de hacerlo. Además, Rui Vitoria, técnico del club, ha comentado que tiene que lograrlo porque lo necesita en la rotación, pero Douglas parece no hacer caso. Inédito en las convocatorias del equipo, el brasileño que llegó al Benfica en el último día del mercado, se está adaptando al equipo, y esto podría ocasionar que tanto la dirección técnica como la directiva del Benfica pudieran hartarse de él y devolverlo al Barça en enero, lo que supondría un problema añadido a la gestión blaugrana de Bartomeu.


Deja tu Comentario