2017-11-21 22:11 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El Real Madrid se ensaña y el Apoel paga los platos rotos (0-6)

Sin forzar la máquina y jugando a medio gas, el Real Madrid sella su pase a octavos de la Champions y recupera la eficacia goleadora de Cristiano Ronaldo y Benzema, ambos con dos goles.



A toro pasado el resultado del Apoel-Real Madrid (0-6) puede dar a entender que el partido ha sido una merienda de negros para el campeón de Europa ante un rival que no ha presentado oposición. Es lo que ha parecido. Fácil, muy fácil para el Real Madrid. Pero el rival que hoy tenía enfrente el equipo blanco fue capaz de empatar ante el Borussia Dortmund en este mismo escenario y también en Alemania. Algo debe haber hecho bien el Real Madrid de Zidane cuando ese equipo incómodo para los demás ha ofrecido ante los blancos una imagen de gran pobreza futbolística que ha permitido este 0-6 que coloca a los blancos matemáticamente en los octavos de final de la Champions League. 



Dominio del Real Madrid de principio a fin

El Real Madrid ha dominado el partido a su antojo. De cabo a rabo. Ha empezado marcando Modric, y le han seguido Benzema (dos veces) y Nacho antes del descanso. Luego Cristiano lograría su doblete en la segunda mitad. Zidane ha mantenido a Modric y a Kroos en la formación inicial y sólo ha dado descanso a Casemiro e Isco, entrando en su lugar Lucas Vázquez y Asensio.

Ya desde el inicio del encuentro se ha visto claro que el equipo buscaba a Benzema. El de hoy era un partido vital para el delantero francés peleado con el gol en los últimos meses. Necesitaba ver puerta y cuando lo ha logrado en el minuto 39 (era el 0-2) culminando un contragolpe muy bien llevado por todo el equipo, le ha cambiado la cara. A él y a todos, que sabían lo importante que era para él este partido después de tantas semanas señalado y en el ojo del huracán. Antes, en el minuto 22 Modric abrió la cuenta con un voleón impresionante desde fuera del área. Luego Nacho anotaría el 0-3 con una acción oportunista y el propio Benzema aprovecharía para elevar el marcador el 0-4 culminando una jugada de contrataque y aprovechando la generosidad de Cristiano Ronaldo, que le buscó para que pudiera marcar.



Importantes dobletes para Cristiano y Benzema

La primera parte ha sido un paseo militar que apenas ha exigido a los jugadores blancos jugar a medio gas. Sólo Cristiano parecía angustiado por marcar. Lo probaba y lo probaba, pero la pelota no quería entrar. Pero tras el descanso, cambió la suerte del portugués. En el 49 remataba al fondo de la red un centro de Marcelo y establecía el 0-5. Y en el 54, otro, también de Cristiano, aprovechando un despiste defensivo local. En menos de una hora de juego el Real Madrid tenía el partido visto para sentencia y el pase garantizado a los octavos de final de la Champions League.

Zidane sacó del campo a Marcelo y Kroos poniendo en su lugar a Ceballos y Theo. Y poco después entraría Mayoral por Benzema. El Madrid sacó el pie del acelerador y todos dieron por bueno el 0-6 mientras Zidane experimentaba en el campo con Theo, Ceballos, Asensio, Mayoral, Lucas, Nacho... ¡El futuro!

Este 0-6 puede significar mucho para este equipo. Puede ser el punto de inflexión que signifique el inicio de la reacción que los aficionados madridistas esperan de su equipo. Algo muy importante es que Cristiano Ronaldo y Benzema se hayan reconciliado con el gol por partida doble. El portugués se destaca con su doblete en la tabla de goleadores de la presnete edición de la Champions con 8 dianas en sólo 5 encuentros. El Real Madrid no puede permitirse el lujo de prescindir de sus goles y para Zidane es una muy buena noticia que ambos vuelvan a ver puerta. Ahora, con el billete a octavos de final de la Champions garantizado, hace falta confirmar en La Liga que lo que se ha apuntado en Chipre va a ser lo habitual en el Real Madrid en lo que resta de temporada.