2017-11-21 15:11 Cristiano Ronaldo Por: Carlos Muñiz

La causa de que Cristiano sólo lleve un gol

La ausencia de goles de Cristiano Ronaldo tiene que ver, entre otras cosas, por los fallos de los árbitros



Cristiano Ronaldo tiene el récord de la historia de LaLiga en cuanto a penaltis convertidos y este año, además de su claro desatino en relación a la portería contraria, cuenta un factor muy importante que hace que el luso esté con tan solo un gol en la competición doméstica.

El Madrid aún no ha recibido ni un solo penalti a favor. Y no es porque no lo haya tenido, ya que han sido varias las ocasiones en las que los árbitros han dejado de señalar penas máximas claras a favor del equipo de Zidane.



Que esos penaltis no se hayan pitado supone, además de la mala precisión del delantero, que todavía no haya engordado sus cifras. Hay una persecución en torno al Real Madrid y el dato de que no haya recibido un solo penalti a su favor demuestra que esta liga ha comenzado a coger tintes blaugranas.

Es cierto que Ronaldo podría llevar, si estuviese en su mejor momento, al menos 4 ó 5 goles más, pero no deja de ser verdad que los árbitros están prohibiendo que el portugués infle sus números y que el Real Madrid haya dejado escapar una serie de puntos que le acercarían, e incluso igualarían, al Barça de Valverde.

Los fallos arbitrales

Las quejas del Real Madrid en el Wanda Metropolitano coparon las informaciones de varios medios, donde especialmente en Barcelona quisieron dejar a los jugadores blancos como unos malos perdedores. Sin embargo, no es casualidad que las protestas a los árbitros en los partidos de Liga de esta temporada se hayan convertido en una constante. Detrás de estas situaciones se esconde una gran verdad: de no ser por los 'errores' arbitrales, el Real Madrid no estaría a 10 puntos de los culés, sino que por lo menos compartiría liderato con el eterno rival.



Las cuentas merengues así lo indican si los colegiados hubiesen estado a la altura en los partidos en los que no se señalaron correctamente algunas acciones. Penaltis no pitados, goles legales anulados y otras injusticias a tener en cuenta, por no hablar de expulsiones o de tantos de los rivales que nunca debieron subir al marcador por venir de fuera de juego o de faltas previas.

En el Wanda fueron hasta cuatro las situaciones flagrantes en las que el equipo merengue se quedó de piedra al ver que Fernández Borbalán no las señalaba. Derrotas como la de Girona -donde no se señaló un penalti de Aday que hubiera permitido empatar desde los once metros- o incluso victorias, como las que los de Zidane sacaron ante el Alavés y Las Palmas, en las que reclamaron hasta dos penaltis en cada encuentro, son claras muestras de que el Real Madrid se está enfrentando a doce jugadores en cada jornada de Liga.

De ser el torneo nacional un poco más justo, la clasificación a estas alturas tendría un color bien distinto.


Deja tu Comentario